Empresa

La UE quiere que Netflix o Amazon ofrezcan un 30% de contenido local

La UE obligará a Netflix y a los rivales de streaming a ofrecer un 30% de contenido local

La Comisión Europea está a punto de exigir a Netflix, Amazon y otras plataformas líderes de la producción de televisión a la carta que dediquen al menos el 30% de sus catálogos al contenido producido de forma local.

Los planes de la Comisión Europea pasan por que las plataformas más famosas de streaming reserven cerca de un tercio de sus catálogos al contenido local, según ha adelantado una noticia publicada por Variety. Se espera una votación final para aprobar el cambio en el próximo mes de diciembre y además, la Unión Europea tiene previsto publicar pronto el informe que muestra los porcentajes de obras europeas en estos portales especializados en vídeo, como Amazon, HBO o Netflix.

Netflix no estaría prácticamente afectada por la nueva normativa, ya que la famosa plataforma de vídeo ya está cerca de tener un contenido europeo del 30 por ciento. Para cumplir con las reglas, cualquier servicio de streaming que opere dentro de la UE simplemente podría mantener una proporción similar dentro de su catálogo general. Así, la normativa podría provocar que se modifiquen los precios para los suscriptores o que los catálogos se fragmenten.

Cómo Netflix ha cambiado nuestra forma de ver la TV: innovaciones, avances y más

Según el informe, la ley otorgará a cada uno de los 28 estados miembros de la Unión Europea 20 meses para aplicar las leyes, lo que permitirá a cada país elegir si eleva la cuota europea del 30 al 40 por ciento, así como si debe tener un país específico para la producción local. Los países individuales también podrían optar por exigir recargos para respaldar sus fondos nacionales de producción. Por ejemplo, Amazon Prime Video en Francia podría requerir un 10% de contenido en francés, o Netflix Alemania tendría que subir los precios para subsidiar los esfuerzos de producción de otras compañías subcontratadas.

Los servicios de streaming podrán cumplir con los requisitos de contenido mediante varias vías: la adquisición de contenido europeo, la puesta en marcha de contenido en Europa o el pago a fondos de producción nacionales. Los resultados serán una mayor prominencia y visibilidad de las producciones europeas en los servicios de catálogo bajo demanda, además de mantener más dinero dentro de Europa en lugar de ver que los ingresos van a parar en gran medida a los bolsillos de las compañías internacionales de streaming.

Cabe considerar que, pese a que los requisitos del contenido producido a nivel local pueden resultar nuevos para los servicios de streaming, este tipo de normativas han sido obligatorias en los canales de transmisión tradicionales de diversos países durante décadas. Por por un ejemplo, la Ley de Radiodifusión de Canadá requiere que las estaciones de radio y televisión emitan entre un 20 y un 60% de contenido canadiense, dependiendo de la naturaleza de la estación.

La UE rompe una lanza en defensa de los artistas y creadores de contenido digital

Otras normas de la Unión Europea que se están desarrollando en la actualidad pretenden obligar a plataformas como YouTube a pagar mayores derechos de autor a los directores y escritores de cine y televisión. 

“Es una paradoja que, en el mundo digital, las plataformas obtienen las mayores proporciones de la corriente de ingresos y quienes crean el contenido y generan tráfico obtienen la parte más pequeña, por lo que existe una brecha de valor en el mundo online. Los artistas y creativos deben poder renegociar sus contratos”, ha afirmado en el marco del pasado Festival de Cine de Venecia Roberto Viola, jefe del departamento de la Comisión Europea que regula las redes de comunicaciones, el contenido y la tecnología.

Fuente | VentureBeat

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.