Empresa

La regla de las 5 frases para ser más productivo

uso ordenador

Hay muchas cosas que pueden estar dañando tu productividad, desde dormir pocas horas hasta las distracciones en la oficina. No obstante, tendemos a pasar por alto lo mucho que disminuye nuestra productividad el email. Usa esta regla de las 5 frases para remediarlo.

Sabemos que acostarse a las mil o sentarse al lado de un compañero que no para de hablar puede ser perjudicial para nuestra productividad, al igual que lo es mirar las redes sociales cada dos por tres o no descansar suficiente. No obstante, tendemos a pasar por alto lo mucho que puede estar reduciendo nuestra eficiencia el correo electrónico.

Cuando estamos respondiendo correos estamos trabajando, es algo puramente profesional y de ahí que nos cueste entender que puede estar dañando nuestra productividad. Sin embargo, parar constantemente para mirar el email supone una distracción, y retomar la concentración es complicado.

Además, muchas veces al final nos encontramos invirtiendo nuestro tiempo en una comunicación que resulta ser ineficaz.

Para evitar que el correo electrónico agote su tiempo y energía, el experto en productividad Chris Bailey sigue la regla de las 5 frases. Como su nombre bien indica, básicamente consiste en nunca mandar un email que ocupe más de 5 frases. Incluso ha incluido una pequeña explicación en su firma, donde establece que para respetar su tiempo y el de los demás limitará todos sus correos a dicha extensión, explicó a CNBC.

En caso de que requiera más de 5 frases para tratar el asunto Bailey llama a la otra persona por teléfono. Así, su regla no solo le ayuda a ser más productivo, sino que además mejora sus comunicaciones y fortalece sus relaciones con los demás.

5 ajustes en la bandeja de entrada de tu email para ahorrar tiempo

Un email largo no solo le complica la vida al recipiente, sino que el intercambio constante de correos entorpece la comunicación, especialmente si hay que dedicarle mucho tiempo a leerlo dado que es poco claro y conciso.

Por ello, al redactar un correo debes ir al grano, con solo echarle un vistazo la otra persona debería saber qué necesitas. Si hace falta usa los puntos de enumeración o las negritas. Y por supuesto no te olvides de limitarlo a 5 frases, harás un favor a los demás y, sobre todo, a ti mismo.

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Graduada en Periodismo y redactora en TICbeat. ¿Qué me interesa? La innovación, la actualidad, la tecnología y, sobre todo, las personas.