Empresa

La realidad virtual se cuela en bolsa gracias Facebook, Alphabet, Samsung y HTC

invertir-en-facebook-por-realidad-virtual
Escrito por Lara Olmo

El segmento de la realidad virtual avanza lento pero seguro, gracias sobre todo a Samsung, Facebook, Alphabet y HTC. Sus avances hasta la fecha en esta tecnología los convierte en una apuesta inversora.

Cualquier analista al que preguntes te dirá que invertir en bolsa no debe ser una decisión improvisada y mucho menos que se haga con la idea de obtener un retorno a corto plazo. De ahí que la realidad virtual sea un (¿nicho?) tecnológico interesante en el que destinar nuestros ahorros.

A día de hoy continúa siendo un segmento minoritario y principalmente dirigido al mundo del entretenimiento y los videojuegos (al menos esta categoría es la que mayor volumen de negocio está generando), pero como sabrás si nos lees, hay muchas otras industrias que están incorporando poco a poco la realidad virtual, como la sanitaria, la inmobiliaria, el comercio, etc.

Uno de los grandes frenos con lo que se está encontrando la realidad virtual para su adopción masiva es la falta de contenidos. Para generarlos, algunas de las empresas tecnológicas más importantes están empezando a hacer cuantiosas inversiones, destinándolas a la atracción de talento especializado y el desarrollo de nuevos productos, como es el caso de Facebook.

Por eso, si estás pensando en destinar tus ahorros a los parqués y te has fijado en la realidad virtual para ampliar o abrir tu cartera, te interesa saber qué organizaciones son las que más están progresando en este campo y cuál ha sido su trayectoria hasta el momento.

HTC Vive

El lanzamiento de la línea de realidad virtual de HTC llegó en 2015, y aunque le ha permitido ser uno de los jugadores dominantes del mercado, aún es difícil saber si les reportará beneficios a los inversores que hayan apostado por la compañía china. En 2016 perdió un 17% de su valor en bolsa.

Con un enfoque claramente dirigido hacia los videojuegos, la firma acaba de anunciar que las HTC Vive se podrán conectar inalámbricamente gracias a la nueva tecnología WiGig de Intel. Además, algunos informes destacan que estas gafas son las únicas que proporcionan una experiencia verdaderamente accesible que rastrea a los usuarios y mantiene todo a una escala apropiada.

Samsung Gear

Los últimos meses han sido delicados para Samsung, porque su división de smartphones (de las más importantes de la firma coreana) ha sufrido importantes varapalos, protagonizados sobre todo por el Note 7 (del que ya tiene casi listo una nueva versión, corregida y renovada). Esto ha repercutido en su trayectoria en bolsa.

Pero no hay nada mejor para hacer olvidar un desastre tecnológico que lanzar una innovación. En este sentido la realidad virtual les ha permitido compensar la situación: las Samsung Gear VR son compatibles con la app de Oculus y el Chromecast de Google, para ver en streaming lo que aparece en las gafas, y han presentado un nuevo prototipo con el triple de resolución de píxeles que las Oculus Rift o las HTC Vive.

Aplhabet (Google)

Invertir en Alphabet es apostar a lo seguro; es una de las mayores tecnológicas del índice S&P 500 y sus acciones superan los 1.000 dólares. En el terreno de la realidad virtual, la matriz de Google tiene, además de las Daydream VR, las Cardboard, un gadgwt ultra-barato y sencillo de cartón que convierte un smartphone en unas gafas para vivir experiencias inmersivas.

Facebook

Ya lo dijo Mark Zuckerberg recientemente: la compañía que dirige prevé invertir más de 3.000 millones de euros durante la próximo década en el desarrollo de la realidad virtual. Para él esta tecnología es el futuro de la industria tecnológica en general y la sociedad en su conjunto.

Aunque el idilio entre Facebook y la realidad virtual no ha sido coser y cantar. La compra de Oculus VR en 2014 les ha costado varios juicios y el lanzamiento de Oculus Rift no recibió la acogida esperada por los duros competidores. Esto provocó que en marzo de este año abarataran el precio de las gafas unos 200 dólares (Oculus Rift y Oculus Touch se pueden adquirir juntos por 708 euros).

 

Vía | The balance

Sobre el autor de este artículo

Lara Olmo

Periodista 2.0 con inquietudes marketeras. Innovación, redes sociales, tecnología y marcas desde una perspectiva millenial. Vinculada al mundo startup. Te lo cuento por escrito, en vídeo, con gráficos o como haga falta.