Empresa

La pérdida de autónomos en España se duplica en relación a 2016

La pérdida de autónomos en España se duplica en relación a 2016

Cifras muy negativas para el trabajo por cuenta propia en nuestro país: en el primer trimestre del presente 2017, el colectivo en total se ha reducido en 23.800 activos,

En base a los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre la Encuesta de Población Activa (EPA) de los tres primeros meses del año, la UPTA ha señalado los números negativos para el colectivo del trabajo autónomo. La caída es especialmente destacada en el caso de los profesionales independientes -autónomos sin asalariados-, que han descendido en 45.800, mientras que existe recuperación entre los empleadores o empresarios autónomos, que suben en 22.900.

Como es tendencia habitual, el primer trimestre es el peor del año debido al efecto estacional de descenso tras las fiestas navideñas. No obstante, nos encontramos frente a datos mucho peores que en el ejercicio anterior, ya que la pérdida de autónomos se multiplica por dos con respecto al mismo trimestre de 2016, en el que la bajada fue de 10.900. Al contrario, por aquel entonces descendieron los empresarios autónomos y crecieron los autónomos sin asalariados.

Cómo hacer la declaración de la Renta 2016 para autónomos

Factores como las altas cargas de impuestos, la subida de la cuota. la falta de respuestas institucionales o los escasos avances con respecto a la Nueva Ley de Autónomos en España pueden ser algunos de los detonantes del declive, que muestra nuevamente la debilidad de los autónomos independientes, un colectivo afectado por la crisis, machacado por la presión fiscal y al que no llegan las mejoras macroecónomicas.

En palabras de Eduardo Abad, Secretario General de UPTA “estos datos de la EPA son más negativos que los que se pueden deducir a través de los Registros de la Seguridad Social en el mismo periodo”. Considerando que la EPA demuestra el nivel de actividad real, la UPTA analiza que está bien claro que el colectivo de autónomos sin asalariados no se beneficia del crecimiento económico. Muchos de estos profesionales continúan abonando religiosamente sus cuotas a la Seguridad Social, pero no tienen suficientes ingresos o su actividad está bajo mínimos.

Un segmento especialmente vapuleado por las difíciles condiciones a las que se enfrenta el colectivo de autónomos es el de los tramos de mayor edad, que sigue cotizando para mantener sus derechos de jubilación, pero que ya ha tirado la toalla en su actividad económica. El Secretario General de UPTA recuerda la urgencia para poner en funcionamiento los planes ordenados de Relevo Generacional que UPTA viene planteando a las Administraciones Públicas. De esta manera, podrían poner en marcha medidas regeneradoras del tejido económico y ofrecer trabajo autónomo a los jóvenes, mientras los mayores tendrían acceso a una jubilación en mejores condiciones.

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.