Empresa

La orientación política de los directivos influye en el voto de sus empleados

Un nuevo estudio científico demuestra la correlación entre los donativos que realizan los CEO y sus empleados durante las campañas electorales.

Suele contarse que antaño, en los pueblos de la España profunda, los empresarios tenían la costumbre de elegir el voto de sus trabajadores, incluso llevándoles a los colegios electorales personalmente para cerciorarse de que votaban al candidato “adecuado”. Por suerte, hoy en día este tipo de costumbres ya son historia (o eso se supone en una democracia consolidada como la nuestra)… pero la influencia de los jefes sobre nuestra postura política sigue siendo muy notoria.

No estamos hablando de presiones o chantajes, ni de que un CEO despiadado amenace con despedir a sus empleados si no votan a su favorito. Nos referimos a algo mucho más sutil que todo eso e, incluso, algo que pasa desapercibido para todas las partes: la influencia psicológica.

De acuerdo a un reciente estudio de las universidades de Arizona y Bocconi (Italia), recogido a su vez por Harvard Business Review, la orientación política de los directores generales, CEOs y presidentes de las compañías guarda una relación directa con la posición que mantienen sus trabajadores al respecto. En ese sentido, los investigadores han descubierto que, cuando un nuevo consejero delegado apoya públicamente a un determinado candidato, automáticamente los empleados comienzan a hacerlo… redirigiendo sus donaciones tantas veces como veces cambie su director general.

empleados-apoyo-politico-estudio

El informe, referente a Estados Unidos, ha analizado las contribuciones económicas a los principales candidatos electorales, especialmente en las anteriores elecciones a la Casa Blanca, con Barack Obama y Mitt Romney como candidatos. De hecho, el estudio hace especial hincapié en la enorme diferencia de donaciones que existe entre los CEO y sus empleados, ya que los trabajadores contribuyen hasta tres veces más que sus directivos a las campañas electorales de su favorito.

Una correlación que, si bien sólo tiene en cuenta el aspecto económico, muestra la dependencia manifiesta entre la postura política de los CEO y la de sus trabajadores. Los motivos de ella aún no están contrastados, aunque entre ellos podrían figurar el miedo a ser rechazado por el director general, las ganas de agradar al presidente o un simple anhelo de sentirse involucrado con la empresa y el espíritu de equipo.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.