Empresa

La nueva Directiva de Europea de Servicios de Pago (DSP II) para los ecommerce

Servicios de Pago (DSP II)
Escrito por Autor Invitado

El Parlamento Europeo, a través de la II Directiva de Servicios de Pago del año 2016 (PSD2), ha dado un toque de atención a los países miembros, y trata (otra vez), de establecer el marco normativo adecuado para que las nuevas empresas de servicios de pago puedan ofrecer sus métodos en beneficio de consumidores y usuarios.

La Directiva destaca la relevancia del sector de medios de pago en el futuro inmediato, en particular los pagos con tarjeta, los pagos por Internet y los pagos móviles, complementando la directiva anterior de servicios de pagos del año 2007, indicando el carácter generalista o indeterminado de ésta.

El Parlamento Europeo vuelve a llamar la atención a la banca tradicional de manera directa, con el fin de que no ponga trabas o simplemente niegue el acceso al sistema a los nuevos proveedores de servicios de pago, indicando que es imprescindible que los proveedores de servicios de pago tengan la posibilidad de abrir y mantener cuentas en entidades de crédito. Por ello, la PSD2 tiene la intención de obligar a los estados miembros de la UE a velar para que el acceso a tales cuentas se ofrezca en condiciones no discriminatorias.

¿Qué puedo hacer si han secuestrado mi tienda online o ecommerce?

Gracias a esta PSD2, se abre la puerta regulatoria a los proveedores del tipo “Iniciadores de Pago”; Esos proveedores desempeñan una función muy importante en el comercio electrónico, al proporcionar un soporte lógico que sirve de puente entre el sitio web del comerciante y la plataforma bancaria on-line del comprador, con el fin de iniciar pagos por transferencia a través de internet.

Lo más interesante

La PSD2 indica que estos servicios de iniciación de pagos, deben ser permitidos por los bancos, los cuales deben ofrecer un acceso directo por parte de los proveedores de servicios de iniciación de pagos, a las cuentas del comprador a través de su banca online, con el fin de que éste pueda realizar el pago de la compra. Una de las principales ventajas de este medio de pago para los e-commerce es la irrevocabilidad en los cobros, dado que una vez abonada la transferencia bancaria (entre 24 y 48 hábiles) no se puede devolver.

En definitiva, las cuentas corrientes de los clientes bancarios podrán utilizarse para pagos online, sin necesidad de tarjetas ni cuentas virtuales en la nube. La PSD2 desea fomentar una mayor competencia a favor del comercio online, sin olvidar la seguridad tanto de consumidores como de propietarios de espacios web.

Primeras iniciativas

Como suele ocurrir con las innovaciones, los países más avanzados han sido los primeros en aprovechar esta nueva regulación y en algunos casos, directamente han sido pioneros. Podemos encontrar empresas como Sofort (Alemania), Trustly (Suecia) o Ideal (Holanda), las cuales llevan varios años ofreciendo estos servicios ventajosos a los ecommerce.

En España, el sector fintech también está promoviendo nuevos servicios financieros y de pago relacionados con la liberación del acceso online de los clientes bancarios, tratando de trasladar los avances tecnológicos al público general. Gracias a la protección que brinda esta nueva PSD2, algunas aplicaciones españolas quedarán protegidas bajo una regulación más equilibrada y directa, como Mooverang o Fintonic, dedicadas a servicios de agregación de información de cuentas.

Qué hacer si copian tu tarjeta de crédito en un ecommerce infectado

Respecto al servicio de pago por transferencia para e-commerce, el Instituto Europeo de Sistemas de Pago ya permite integrar su método de pago en tiendas on-line basado en la transferencia bancaria, a través de la tecnología INESPAY.

Conclusiones

Es de agradecer la labor realizada por el Parlamento Europeo, recogiendo el guante del reto que suponen los imparables avances tecnológicos en un sector tan importante como el de los pagos. Se trata de acabar así con el monopolio de uno de los sistemas clave en cualquier desarrollo económico y social, poniendo en apuros uno de los lobbies más feroces de todos los tiempos: el sistema financiero.

Aunque estamos en una fase todavía temprana para notar los avances, esta iniciativa supone una muy buena noticia para el sector de los pagos on-line y, más en concreto, para los ecommerce, que pueden ver aumentado su ratio de conversión gracias a la nueva oferta de métodos de pago. Asimismo, podrá ser capaz de mejorar sus márgenes debido al menor coste, a la menor tasa de devolución y a la menor posibilidad de fraude que con los medios tradicionales de pago on-line.

El autor de este artículo es Carlos Castellanos Pedro, Head of Product Development & Cofounder del Instituto Europeo de Sistemas de Pago

Sobre el autor de este artículo

Autor Invitado