Empresa

La nube sigue sin elevar el vuelo de IBM

Historia de IBM

IBM lleva 18 trimestres consecutivos en los que sus ingresos no dejan de caer. El segmento cloud, en el que la histórica compañía deposita todas sus esperanzas, crece pero no compensa la caída de su negocio tradicional.

El tercer trimestre de 2016 sigue reflejando el profundo momento de transformación que vive IBM en la actualidad, pasando de un modelo de negocio basado en la venta de hardware de gran formato (como el histórico ‘mainframe’) y los servicios de mantenimiento a otro orientado a la oferta de soluciones e infraestructuras en la nube, así como en la inteligencia artificial. Y es que, sus resultados financieros durante los últimos meses dibujan a la perfección esta agridulce lectura.

Así, IBM ha registrado su 18º trimestre consecutivo de caída en su facturación, en el que apenas superó los 19.230 millones de dólares. Este resultado, que supera las previsiones de los analistas, refleja no obstante un escenario de pérdida progresiva de rentabilidad en las unidades de negocio más clásicas del Gigante Azul que parece no tener retorno. De hecho, el margen bruto operativo de IBM también descendió 2,1 puntos porcentuales en este tiempo, hasta el 48%.

A su vez, la eterna promesa del cloud computing o las herramientas cognitivas (IBM Watson) como contrapeso en este proceso de transformación interna sigue creciendo… pero a un ritmo inferior al que necesitan los libros de IBM. En ese sentido, los considerados “imperativos estratégicos” de la compañía aumentaron sus ingresos un 16% durante el tercer trimestre del curso, hasta los 8.000 millones de dólares. Una cifra que se dispara aún más si tenemos en cuenta únicamente el negocio cloud de la firma, que aumentó su facturación un espectacular 44% en estos meses.

En el marco de esta transformación, IBM ha aumentado notablemente el gasto en adquisiciones en lo que llevamos de año. Si en estos mismos meses de 2015 el Gigante Azul había gastado 821 millones de dólares en compras estratégicas, este dato se eleva a unos extraordinarios 5.450 millones de dólares en este 2016, con grandes operaciones de la talla de The Weather Company, con la que se introdujo de lleno en el enorme Big Data que se mueve en torno a la información meteorológica.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.