Empresa

La importancia de automatizar la conciliación bancaria en la PYME

Escrito por Marcos Merino

La conciliación bancaria consiste en verificar que no existan discrepancias entre los libros de contabilidad y las operaciones registradas en el extracto bancario de las cuentas de la empresa. Este proceso es importante, pero realizarlo manualmente es lento y pesado: el software permite automatizarlo.

La conciliación bancaria es uno de los procesos de control de la contabilidad que están obligadas a realizar periódicamente todas las empresas. Fundamentalmente, consiste en comparar los movimientos que se producen en las cuentas bancarias con los registrados en los extractos del banco, justificando cada uno de los movimientos bancarios con las operaciones de la empresa; es decir, demostrar que cada una de las transacciones forma parte de una factura. Para llevar a cabo correctamente esta conciliación bancaria, es importante llevar al día tanto las cuentas de la empresa como los libros contables (el libro mayor, el libro diario, etc).

En la web de Debitoor, un servicio web “de facturación fácil para autónomos y pequeñas empresas”, explican qué ocurre cuando los datos de la empresa no se ajustan al extracto bancario remitido mensualmente por su entidad bancaria: “el saldo final del banco casi nunca coincide con el saldo que muestran los libros contables de la empresa debido solo al tiempo en el que se registran las partidas. Por ejemplo, hay hechos económicos que la empresa ya ha apuntado en sus libros contables pero que el banco aún no ha registrado porque los contabiliza la semana siguiente”.

Las 100 mejores plantillas de Excel para autónomos

Conciliar los movimientos con la cuenta bancaria correcta resulta fundamental, y existe toda una gama de software que permite a los responsables de la empresa llevarl a cabo dicho proceso y “conocer el estado de las mismas así como poder presentar los libros contables y la conciliación bancaria bien hecha ante la Administración”, según reza la web de Quipu, otra de las plataformas de facturación que facilitan este proceso. Por todo ello, la automatización de este proceso constituye, además de un claro aumento de la eficiencia y productividad de una PYME, un paso fundamental en su tránsito hacia la tan comentada transformación digital.

Isabel Pomar, CEO de Datisa (una compañía que ofrece soluciones ERP modulares para la PYME, disponible también para entornos Cloud y modelos SaaS ) afirma que “automatizar procesos es una de las claves, primero para que las PYMEs mejoren sus dinámicas internas y ‘recuperen’ recursos económicos y humanos para destinar a tareas de mayor valor añadido. Y, segundo, porque la automatización forma parte del ABC de la digitalización ya que implica por un lado la implementación y uso de tecnología y, por otro, la transformación de la cultura organizativa y procedimental del negocio“.

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Diseñador web y docente de educación no formal, imparte cursos de informática en el medio rural porque las brechas están para cerrarlas. Desde que le nombraron director de la revista de su colegio, no ha dejado de escribir.