Empresa

La empresa española ya no contempla la jubilación sin planes privados de ahorro

Hace unos años, menos de la mitad de las grandes compañías creía que fuera imprescindible un plan privado para compensar la pensión pública. Ahora el 97% de ellas desconfían la menguante hucha estatal.

Desde hace muchos años se nos viene advirtiendo de que los planes públicos de pensiones corren un serio peligro. Si bien la crisis económica no ha ayudado precisamente a resolver este tema, sus causas subyacen en lo más profundo de la estructura demográfica occidental: cada vez vivimos más tiempo (gracias a los avances médicos y en la alimentación) y nacen menos niños. Una relación imposible a la hora de sumar las cotizaciones de los menguantes trabajadores jóvenes para pagar a la creciente masa de jubilados.

Se trata de un problema estructural que ha llevado a países como Noruega a crear un fondo público de inversión (el mayor del mundo) para costear estos subsidios en el futuro. O, en el caso español, a configurar la llamada ‘hucha de las pensiones’ que llegó a tener más de 60.000 millones de euros en 2011, de los que apenas quedan 8.000 tras las sucesivas retiradas de efectivo realizadas por el gobierno de Mariano Rajoy.

¿Tiene futuro todavía el modelo público de pensiones o debemos cambiar hacia otro basado en planes privados como Estados Unidos, con la desigualdad y los problemas sociales que ello acarrearía?  La respuesta a esta cuestión no es nada sencilla, pero sí que sabemos cuál es la opinión de la gran empresa española gracias a un estudio de la consultora KPMG.

En él se detalla como un abrumador 97% de las empresas cree que será necesario recurrir a sistemas de ahorro privado que complementen las prestaciones públicas para poder jubilarse con un nivel de ingresos digno. Este aspecto apenas era señalado por un 40-50% hace unos años.

A pesar de ello, siete de cada diez empresas aún opina que es el Estado el responsable primero de financiar nuestra jubilación. Y es que, de las palabras a los hechos hay un trecho y tan solo un 22% de las empresas españolas afirma contar con un plan de jubilación para sus empleados, y apenas tres de cada diez tiene información sobre cómo ayudarles a ahorrar sin que esto suponga un coste para la empresa.

¿Qué ventajas y desventajas tienen los planes de pensiones?

Por otro lado, afirman estos expertos, existe una gran falta de información y comunicación a los empleados de sus prestaciones esperadas de jubilación, lo que podría derivar en que ni las empresas ni sus trabajadores establezcan las medidas necesarias para abordar de forma segura la jubilación. A este respecto, el informe destaca que un 33% de los encuestados desconoce la reducción que sufrirá su pensión si anticipa su edad de jubilación, y un 46% desconoce la estimación de años durante los que percibirá prestaciones del sistema público desde que se jubile.

Dado el carácter voluntario de la jubilación en España, llegada la fecha de jubilación, si los recursos con los que cada trabajador cuenta no son suficientes para mantener las expectativas individuales de vida, será altamente probable que dichos trabajadores no accedan a la jubilación, lo que sin duda afectaría a las políticas de Recursos Humanos de las empresas, con el consiguiente impacto financiero. En este sentido, un 87% de las empresas considera la planificación de la jubilación un tema más prioritario que hace diez años, y un 25% la incluyen en su agenda de Recursos Humanos para 2018.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.