Empresa

John Lewis crea polémica al apostar por la ropa infantil sin género

john lewis ropa infantil

La marca de ropa John Lewis ya no contará con una sección para niño y para niña: sus prendas infantiles no tendrán género con el fin de eliminar estereotipos.

John Lewis ya no diferencia entre su ropa para niño y para niña: las etiquetas de sus prendas infantiles no tienen género. Su más reciente política pretende eliminar los estereotipos de género; “Queremos proveer mayor variedad y elección a nuestros consumidores, para que el padre o el niño puedan elegir lo que quieren ponerse“, explican desde la compañía.

Eso si, puede que no separen las prendas, pero su decisión ha generado una gran división entre sus consumidores. Algunos clientes han aplaudido el acto de la compañía y esperan que muchas otras marcas sigan sus pasos y gane la neutralidad en el mercado de la moda infantil.

No obstante, no todos están contentos, refiriéndose a la política como “una locura” y asegurando que harían boicot a la marca, con la esperanza de que las ventas caigan ya que dicha política sólo representa a una minoría.

El estilo de la ropa no ha cambiado en absoluto; la única diferencia es que ahora en vez de distinguir entre niñas y niños, las etiquetas incluyen a ambos sexos. Así, las secciones también han desaparecido de sus tiendas físicas – aunque en la web siguen existiendo los dos apartados separados.

También han lanzado una nueva línea de ropa unisex, que combina las características propias de la ropa tradicional de niños y de niñas; por ejemplo, han sacado a la venta vestidos con print de dinosaurios y naves espaciales.

En Rusia el sector tecnológico no tiene género

Puede que John Lewis haya creado polémica con su decisión, pero las críticas a grandes marcas la discriminación implícita en su ropa infantil también han sido frecuentes. Gap encendió las redes al lanzar una promoción en la que se referían a las jóvenes como “mariposas sociales” y a los niños como “pequeños académicos“. Asda levantó una polémica smilar al usar eslóganes como “Hey Cutie” (Hola monada) en las prendas femeninas, frente a frases como “Future scientist(Futuro científico) en la ropa masculina.

Mientras que algunos mantienen que se trata de un esfuerzo exagerado por ser “políticamente correcto“, otros lo conciben como lo normal y deseable: “Una camiseta debería ser simplemente una camiseta – no una camiseta sólo para niñas y una camiseta sólo para niños“, defienden desde el grupo Let Clothes be Clothes.

Vía | Independent |Imagen de Portada | bpando

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Estudiante de Periodismo y Derecho en la Universidad Rey Juan Carlos, realizando una beca en Axel Springer conectada siempre con la actualidad e innovación!