Empresa

Jeff Imelt (General Electric), candidato favorito para la nueva Uber

uber5-tarifa-cinco-euros-madrid
Escrito por Marcos Merino

El actual presidente de General Electric podría convertirse en dos semanas en el nuevo CEO de Uber y cerrar así el paso al retorno del fundador.

El polémico ex-CEO y cofundador de Uber Travis Kalanick fue invitado por los accionistas de la compañía a abandonar su puesto como consejero delegado. Pese a haber levantado de la nada una pequeña e innovadora compañía de trasporte y lograr situarla como una de las startups más valiosas del momento, su gestión (llena de problemas legales, acusaciones de “cultura interna tóxica” y las consecuentes crisis reputacionales) convenció a muchos de que Kalanick había empezado a ‘quitar’ a la compañía más de lo que le aportaba. Él aceptó la salida, pero parecía dejar abierta siempre la puerta a su retorno en un plazo no demasiado largo. Sin embargo, la nueva Uber parece decidida a pasar página poniendo sobre la mesa los nombres de los candidatos a suceder al fundador al mando de la compañía.

Y entre la terna de candidatos, un nombre destacado de la industria estadounidense parece haberse situado en cabeza: Jeff Immelt, actual presidente de General Electric. Posiblemente la incógnita se resuelva en dos semanas, cuando la junta directiva de Uber vote el nombramiento del nuevo CEO. La elección de Immelt como nuevo CEO de Uber podría poner fin tanto a la crisis interna de liderazgo como al problema de imagen de cara al exterior que sigue sufriendo hoy la compañía. Sin embargo, la pérdida del 30% de las acciones sufrida por General Electric en los últimos tiempos podría volverse en su contra.

Mientras se suceden los rumores, prosigue la pugna legal entre uno de los principales accionistas de Uber (Benchmark Capital) y Travis Kalanick: éste último permanece en la junta de la compañía que fundó, lo que le da poder para nombrar a dos integrantes del consejo directivo. Sin embargo, Benchmark Capital pretende que antes de que Kalanick tenga opción de hacerlo se vea obligado a abandonar su propio puesto, basándose en la ocultación de escándalos a los accionistas durante su etapa como CEO. En respuesta a eso, otro inversor (Shervin Pishevar, aliado de Kalanick) ha solicitado que sea Benchmark Capital quien pierda su puesto en el órgano de la compañía.

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.