Empresa

Irlanda, denunciada por la CE por no recuperar los 13.000 millones que debe Apple

Irlanda, denunciada por la CE por no exigir a Apple los 13.000 millones que debe

La Comisión Europea (CE) anunciaba ayer que llevará a Irlanda ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea por no llevar a cabo la iniciativa para recuperar los 13.000 millones de euros que concedió a Apple en ayudas fiscales ilegales.

Para hallar el origen de este asunto hay que remontarse al pasado agosto de 2016, momento en el que Bruselas anunció la imposición de una multa de 13.000 millones de euros a Apple por evasión fiscal, cuya cuantía suponía 40 veces la mayor sanción de este tipo impuesta hasta el momento y ante la que el gigante tecnológico estadounidense no reaccionó demasiado bien, ya que además de recurrirla, Tim Cook la llegó a calificar de “basura política”, defendiendo sus prácticas fiscales y alegando sentirse perseguidos en Europa.

Los partidos instan a que el Gobierno exija a Apple el pago de impuestos

En aquel momento, el fallo de Vestringe y los suyos consideró ilegal el acuerdo fiscal entre los de Cupertino y las autoridades irlandesas, ya que mientras que el impuesto de sociedades en Irlanda es del 12’5%, el pacto de Apple en Irlanda reducía la tasa impositiva hasta un 1%. Con todo, en 2014 la tecnológica ni siquiera rozó dicho umbral, abonando un 0’005%. Desde Bruselas determinaron que la multinacional pagó sustancialmente menos impuestos debido al trato selectivo brindado por el Gobierno irlandés entre los años 2003 y 2014. 

Sin cambios un año después…

“Ha pasado un año desde la decisión de la Comisión e Irlanda sigue sin haber recuperado esa suma, ni tan siquiera en parte. Recuperar dinero puede ser complicado y estamos siempre dispuestos a ayudar. Pero los Estados Miembros deben hacer progresos suficientes para restaurar la competencia. Por eso, hemos decidido denunciar a Irlanda ante la Corte Europea de Justicia por no aplicar nuestra decisión”, criticó duramente la comisaria de Competencia, Margrethe Vestager.

Cabe recordar que el país tenía un plazo de cuatro meses -hasta el 3 de enero de este 2017- para cumplir con las exigencias de la Comisión Europea, que advierte de que Apple continúa beneficiándose de este trato de favor y de carácter irregular mientras no devuelva las ayudas, que Bruselas demanda para restaurar la distorsión creada a la competencia·. En teoría, las autoridades irlandesas se encuentran calculando el monto exacto de las subvenciones ilegales, un trabajo que como pronto acabaría en marzo del próximo año, y que ha impulsado a que la UE lleve el caso a los tribunales.

Europa le exige 250 millones de euros a Amazon por impuestos atrasados

Dublín presentó un fallido recurso ante la Justicia Europea a finales de 2016 para evitar tener que recuperar los impuestos no pagados. Ayer, desde Irlanda calificaban la denuncia como “extremadamente lamentable” y subrayaban su compromiso y la la inversión de considerables recursos para recuperar las ayudas estatales.

Este caso no es, ni de lejos, el único coqueteo de los de Tim Cook con las irregularidades fiscales: la compañía admitió haber defraudado impuestos al fisco italiano entre los años 2008 y 2013, teniendo que abonar la suma de 318 millones de euros, mientras que a finales del año pasado su agresiva política fiscal recibía el mazazo de una multa de 105 millones por parte de Japón.

No en vano, ante esta “contabilidad creativa” de multinacionales como Apple, potencias europeas con gravámenes altos como España, Alemania, Francia o Italia exigen a la UE mano dura para luchar contra las prácticas fiscales de las grandes tecnológicas, demandando que los impuestos de estas firmas sean calculados sobre la facturación que obtienen en casa país, y no solo sobre los beneficios como hasta ahora.

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.