Empresa

Interxion: el centro de datos de Telefónica, Correos y Netflix

centro datos neutral
Escrito por Ana Muñoz

Imagina unir bajo un mismo techo a Telefónica, Correos o Netflix. Aunque parezca utópico, esto es posible gracias a los centros de datos neutrales de Interxion.

Los centro de datos están cambiando a pasos agigantados con el auge de tecnologías como la virtualización y el modelo de cloud computing. Pero, ¿Cuáles serán las tendencias en los próximos años y en qué entornos operarán? Para responder a estas preguntas hemos visitado la sede de Interxion España, un centro de datos neutral.

El negocio principal de esta compañía es el housing. A pesar de que es una corporación fundada en los Países Bajos en 1998, no desembarcó en España hasta un par de años más tarde. Sin embargo eso no ha impedido que, a día de hoy, nuestro país se encuentre dentro del top 5 de su facturación anual, lo que les supone 25 millones de euros al año (de 400 millones en total).

En Europa cuentan con 40 centros de datos distribuidos en 11 países y, para ello, además del espacio, les ofrecen conectividad con todos los operadores del mercado y puntos neutros, potencia eléctrica, seguridad y disponibilidad.

La peculiaridad de Interxion es que su negocio está basado en los centros de datos neutrales, es decir, cada cliente alojado puede elegir de manera totalmente independiente con quién contratar la conectividad.

“Los centros de datos neutrales surgieron 90, cuando las compañías se dieron cuenta que externalizar este servicio era mucho más rentable. Pero había un problema: estas empresas no querían compartir sus redes o sus centros con su competencia”, señala Raquel Figueruelo, Marketing Manager de Interxion.

Interxion España en cifras: 30MW de electricidad, 115.000 servidores, 3.000 bastidores, 100% energías renovables, 15.000 m2 de espacio, 80.000 km de cableado, 1.300 toneladas de equipos de electricidad y refrigeración

Pero, al margen de la rentabilidad, ¿Por qué externalizar un centro de datos de una empresa? Tal y como nos cuenta Interxion, las compañías se enfrentan cada día a un clima económico impredecible, a unos niveles de regulación cada vez mayores, a grandes avances tecnológicos y a unos volúmenes de datos sin precedentes en los que tienen que basar sus negocios.

Para abordar estos cambios, estos negocios deben buscan métodos flexibles y escalables para gestionar las infraestructuras TIC sin comprometer la seguridad ni la fiabilidad de sus organizaciones. Por eso, para muchos, externalizar la mayoría de sus centros de datos en un proveedor de alojamiento es la mejor solución para mantener su independencia. Y es que esto les permitirá centrarse en su negocio principal, sin perder el control de sus datos, sistemas, procesos o conocimientos.

raquel figuerueloGracias a ello, las compañías mantienen el control de sus infraestructuras TIC a la vez que se benefician de la tecnología avanzada, la escalabilidad, la seguridad y la disponibilidad que brindan los centros de datos externos. Todo ello permite a su vez a las empresas centrarse en su negocio principal. En definitiva, todos salen ganando.

Figueruelo asegura que sus oficinas cuentan con los cuatro puntos que necesita un centro de datos: seguridad, potencia, refrigeración y comunicación. “Si no tienen buena comunicación no sirve de nada. Es como construir un aeropuerto en Ciudad Real. Por eso, la conectividad es la clave principal del negocio”, dice Figueruelo.

Podríamos decir que los centros de datos neutrales son como una tubería enorme, ya que conectan con los operadores y después pasan esa información al usuario. En este sentido, Figueruelo destaca que ellos nunca tienen acceso a la información, ya que son un mero intermediario. “Nosotros garantizamos al cliente privacidad y seguridad, dos de nuestras máximas”, señala.

En realidad, lo que Interxion ofrece al cliente es una sala vacía con un gran sistema conexión y seguridad. Tal y como señala la directiva, ellos necesitan la misma capacidad de espacio que la sala que ofrecen al cliente para realizar otro tipo de mantenimiento y proporcionar a sus clientes el servicio que necesitan. “Que uno de estos cables no funciones supone millones de euros en pérdidas”, destaca Figueruelo. Por eso, la directiva lo compara con un hotel de 5 estrellas.

No tener una buena conectividad en un centro de datos es como construir un aeropuerto en Ciudad Real

El precio de este “hotel” varía en función del cliente. Sus tarifas se sitúan entre los 900 y los 100.000 euros al mes, un precio bastante razonable para todo lo que ofrecen.

Por ejemplo, a nivel de seguridad, el sistema de protección contra incendios analiza la calidad del aire y, si la temperatura es demasiado alta, la apaga con gas. También cuentan con unas máquinas que regulan la temperatura. De esta forma, en caso de que las eléctricas fallen, se ponen en funcionamiento.

El futuro está en la nube

El auge que está teniendo el mercado de servicios cloud ha propiciado que en los últimos doce meses su facturación haya crecido más gracias a las empresas relacionadas con la nube. De hecho, actualmente, estas compañías representan el 40% de las cifras de su negocio. “En el 2000 las operadoras de telecomunicaciones eran la piedra angular de nuestro sistema, ahora son sólo una pieza más de nuestra infraestructura”, señalan.

Entre sus clientes cloud más potentes se encuentra Netflix, la plataforma de servicios de entretenimiento en streaming. Resulta inevitable no preguntarle por el conflicto de esta compañía y Telefónica, ya que las dos multinacionales se alojan en Interxion.

“Telefónica ha convertido un problema de negocio en uno técnico. Los inconvenientes que sufran los usuarios que tengan contratado Netflix y Movistar no los tienen los de otros operadores”, explica la directiva.

Para ella el futuro está en la nube, y hay algunas empresas a las que les cuesta asumir esta premisa.

interxion 3“El concepto sigue siendo el mismo, lo único que cambia es el soporte. Antes utilizábamos VHS para ver las películas, pero al poco tiempo pasamos a los DVDs. Ya es hora de que demos un paso adelante con la nube y las distintas posibilidades que nos ofrece, como el streaming de contenidos”, explica.

Este sistema es mucho más potente que los anteriores, ya que se puede acceder desde cualquier parte del mundo en cualquier momento. “Estoy segura de que los proveedores cloud representarán más del 60% de nuestro negocio en apenas 2 años”, explican.

De hecho, Figueruelo está convencida de que lo que marcará el valor de una empresa en unos años será su tráfico de datos. “Antes, el 100% del tráfico de datos estaba en la red de las operadoras de telecomunicaciones. Ahora, el 25% de ese tráfico está en centros de datos como nosotros”, explica.

Sobre el autor de este artículo

Ana Muñoz

Licenciada en Periodismo. Tecnoadicta, apasionada por los wearables y las pelis de superhéroes.