Empresa

Intel compra Mobileye y entra de lleno en la carrera por el coche autónomo

Intel

El fabricante de chips estadounidense Intel ha anunciado hoy la compra de la firma de tecnología sin conductor Mobileye por 15.300 millones de dólares, poniéndose en primera línea para liderar el mercado de la conducción autónoma.

Según informaba el diario israelí The Marker y confirmaba también la agencia Reuters, Intel acaba de hacerse con la compañía israelí Mobileye, desembolsando por la operación la cantidad de 15.300 millones de dólares. Las acciones de Mobileye, que cotiza en la Bolsa de Nueva York, se dispararon un 33% en la preapertura de este lunes en Wall Street y se ajustan a la oferta de Intel, que pagará, en efectivo, 63,54 dólares por cada acción. De esta manera, desde su su salida a bolsa hace tres años, Mobileye ha triplicado su valor.

El Big Data que mueve el coche autónomo

Mobileye, empresa que vio la luz en 1999, ha acelerado sus innovaciones durante los últimos años y actualmente se encuentra desarrollando sistemas de asistencia para la conducción y tecnologías avanzadas de desarrollo de vehículos autónomos, como diversos componentes y sensores específicos. La compra por parte de Intel supone la mayor operación corporativa de toda la historia de Israel, un famoso nicho de tecnológicas para las grandes corporaciones estadounidenses como Google o Apple.

Intel integrará su grupo de conducción automatizado con la innovación de la empresa dirigida por Amnon Shashua, que representa el 70% del mercado mundial de sistemas de ayuda a la conducción y de anticolisión. Actualmente emplea a 660 personas y el año pasado obtuvo unos ingresos netos de 173,3 millones de dólares. “Es una tremenda oportunidad para ellos de entrar en un mercado que tiene oportunidades de crecimiento significativas”, afirmó Betsy Van Hees, analista de Loop Capital Markets-

Intel y Mobileye planean liderar el mercado de la conducción autónoma

El director ejecutivo de Intel, Brian Krzanich, comparó la operación, que une a los procesadores de Intel con la visión informática de Mobileye, con la fusión de los “ojos del automóvil autónomo con el cerebro inteligente que realmente conduce el coche”. La adquisición combinará la experiencia de computación y conectividad de alto rendimiento de Intel con la experiencia líder en computación de Mobileye para crear soluciones automáticas de conducción desde la nube hasta el automóvil.

Según las propias estimaciones de Intel el gigantesco mercado del coche autónomo moverá en 2020 más de 70.000 millones de dólares. La tecnológica trata de liderar campos innovadores tras perder el mercado de teléfonos inteligentes en detrimento de Qualcomm. El valor en bolsa del fabricante de chips rebasa los 170.000 millones de dólares frente a los poco más de 10.500 millones que en cotizaba Mobileye el pasado viernes.

En junio de 2016 pasado, Mobileye ya comenzaba a cooperar con Intel y BMW, en un proyecto destinado a que el coche autónomo sea real en 2021, para que el que planean lanzar una flota de 40 vehículos de prueba autodirigidos. Por otra parte, Intel se ha unido hace unos meses a un proyecto conjunto con la británica Delphi.

Imagen | Reuters

Vía | Reuters

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.