Empresa

Ingram Micro, uno de los mayores distribuidores TIC, cambia su sede de Barcelona a Madrid

De Viladecans a Madrid: el mayorista Ingram Micro también abandona Cataluña ante el órdago independentista.

Las hipotéticas consecuencias de la independencia de Cataluña del conjunto de España siguen marcando cuotas insospechadamente peligrosas para la economía de esa región, incluso antes de que se produzca esa supuesta desconexión. Por lo pronto, y más allá de las implicaciones legales que los promotores del fallido referéndum tendrán que asumir o la suspensión inmediata de la autonomía si se llega a aplicar el artículo 155 de la Constitución, son ya decenas las empresas de renombre que han decidido cambiar su sede social a otros rincones de la geografía nacional.

Lo hacen motivados por la seguridad jurídica de la que hoy por hoy, ante la deriva independentista, carece Cataluña y con el fin de garantizar sus condiciones de mercado en caso de que se produzca esa temida salida de España. No en vano, hemos de recordar que la separación de esa CCAA supondría su fulminante expulsión de la Unión Europea, del mercado común y de la supervisión de los organismos reguladores comunitarios, incluyendo el Banco Central.

Lista completa de las empresas que se van de Cataluña

Hasta ahora habíamos visto como los principales bancos, empresas energéticas, de alimentación e industriales decidían poner pies en polvorosa y llevar sus compañías a lugares más tranquilos. En lo que nos ocupa, el sector tecnológico catalán comienza a sufrir sus primeras víctimas, como Ingram Micro, hasta ahora radicada en el Viladecans Business Park

Esta firma, uno de los principales distribuidores TIC de nuestro país, ha decidido este miércoles cambiar su sede social y fiscal a Madrid, ciudad donde cuenta con oficinas desde 1994. “La decisión de trasladar la sede a Madrid tiene como objetivo garantizar el pleno desarrollo de su actividad, a todos los niveles, en un marco legal estable”, ha indicado el mayorista en un comunicado oficial.

Según fuentes de Ingram Micro, se trata de una decisión que tiene como único objetivo huir de la inestabilidad catalana debido a “su responsabilidad con las más de 750 personas que forman el equipo de Ingram Micro, con los más de 10.000 clientes de todo el país, así como con los principales fabricantes, que le confían la distribución de sus productos en el territorio de la península ibérica”.

Ingram Micro es una multinacional con oficinas de venta y representantes en 45 países de América, Europa, Oriente Medio, África y Asia; así como 154 centros de distribución a escala global. En la actualidad, este distribuidor se encarga de comercializar productos y servicios de unos 1.500 proveedores tecnológicos, como Acer, Apple, Cisco, Citrix, HP, IBM, Lenovo, Microsoft, Samsung, Symantec o VMware. Suma, en estos momentos, unos 200.000 clientes dentro de la cadena de valor propia de este sector.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.