Empresa

Este ha sido el impacto económico del ‘brexit’, un año después

Consecuencias del Brexit

Fuerte crecimiento económico a pesar del ‘brexit’, pero con una libra esterlina cada vez más débil y un incremento exponencial de las insolvencias: esas son las consecuencias financieras del ‘brexit’ en Reino Unido.

El jueves 23 de junio de 2016, Reino Unido celebró el referéndum más importante de su historia reciente -con permiso del que podría haberle dado la independencia a Escocia-. Se trataba de una votación ya frecuente en aquel país de países, la de su permanencia o no en la Unión Europea, en el proyecto común por un continente unido y próspero frente a un mundo convulso. Sin embargo, y a diferencia de consultas anteriores, en esta ocasión el resultado fue favorable a salir del grupo europeo: un 52% de los ciudadanos británicos decidieron que era mejor seguir su camino en solitario.

Un inesperado resultado que puso patas arriba las expectativas y los planes de futuro a un lado y a otro del Canal de la Mancha. Ahora, un año después, las aguas siguen igual o más convulsas que entonces: Theresa May ha perdido apoyos para defender el ‘brexit duro’ (la salida más rígida de la UE) en los recientes comicios celebrados en el estado, mientras las autoridades de Bruselas consolidan y endurecen su posición negociadora.

El ‘brexit’ pone en marcha el reloj hacia la decepción europea

Pero, detrás de las declaraciones políticas y las tensiones estratégicas, cabe preguntarse cuál ha sido el impacto del ‘brexit’ en términos económicos y financieros, casi 365 días después. Una pregunta nada baladí a la que da respuesta un reciente informe de Crédito y Caución, en el que se señala como la economía del Reino Unido ha sido sorprendentemente resistente.

Y es que, tras el shock inicial, la confianza en tierras británicas se recuperó rápidamente y los consumidores siguieron apoyando el sólido crecimiento económico, gracias también a la fuerte depreciación de la libra esterlina que impulsó las exportaciones manufactureras en particular. Sin embargo, la libra débil también ha comenzado a debilitar el impulso y a pesar en el gasto de los consumidores, alerta el informe.

Eso sí, a pesar de esa resistencia, en 2016 las insolvencias empresariales crecieron, por primera vez desde 2011, en Reino Unido un 1%. Los expertos esperan que la tendencia actual se mantenga e incluso se intensifique durante el resto del año, contando con que el número total de insolvencias a escala británica aumente un 6% en 2017 y un 8% en 2018.

Lo peor es que ese efecto sobre el crecimiento y las insolvencias se extenderá a otros países europeos. “Esperamos que los efectos negativos aumenten a lo largo del resto del año y en 2018 a medida que las negociaciones se intensifiquen, especialmente si se mantiene la incertidumbre sobre la posibilidad de alcanzar un acuerdo. En términos de vínculos económicos y financieros con el Reino Unido, Irlanda, Países Bajos y Bélgica son los más vulnerables. A estos países le siguen Francia, Alemania y España”, afirma el informe, que cifra en 0,3 puntos el impacto del ‘brexit’ sobre el crecimiento de las insolvencias en España.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.