Empresa

Hugo Barra deja Xiaomi y vuelve a Silicon Valley

hugo barra deja xiaomi
Escrito por Ana Muñoz

Hugo Barra, vicepresidente internacional de Xiaomi, acaba de anunciar que deja la compañía y vuelve a Silicon Valley. Pero, ¿Por qué? Te contamos todos los detalles.

Después de 3 años y medio trabajando para Xiaomi, Hugo Barra ha decidido bajarse del barco de una de las empresas tecnológicas más famosas del mundo.

¿La razón? Empezar un nuevo proyecto en Silicon Valley. El directivo aún no ha comunicado la compañía a la que se marcha, pero sí ha dicho el motivo por el que abandona Xiaomi.

Trabajar en Xiaomi ha sido una de las grandes aventuras de mi vida. Hemos conseguido que esta organización pase de ser una pequeña startup a una gran empresa internacional. Estos últimos años viviendo en un entorno tan singular han pasado factura, y esto ha comenzado a afectar a mi salud”, ha explicado el directivo en su cuenta oficial de Facebook.

Así, el ejecutivo ha señalado que le cuesta mucho estar lejos de su familia y que “es hora de volver a Estados Unidos“.

Bin Lin, cofundador y presidente de Xiaomi, ha dado las gracias a Hugo Barra por sus años al servicio de la compañía, y ha comunicado que Xiang Wang será el encargado de sustituirle, actual vicepresidente senior.

Eso sí, de momento, Barra no abandonará Xiaomi del todo, ya que continuará asesorando a la empresa en asuntos relacionados con la expansión de la multinacional. “Tenemos numerosos planes internacionales en 2017, y esto nos llevará a crecer aún más”, ha explicado.

Los fans de Xiaomi, secreto del éxito de la marca

Hugo Barra ha conseguido que Xiaomi comercialice sus productos en más de 20 países distintos, entre los que se encuentran Singapur, Rusia y Estados Unidos.

De momento, sólo podemos esperar para ver si el directivo decide volver a Google, la empresa que le descubrió, o decide embarcarse en un nuevo proyecto.

Sobre el autor de este artículo

Ana Muñoz

Licenciada en Periodismo. Tecnoadicta, apasionada por los wearables y las pelis de superhéroes.