Empresa

Has perdido los papeles con un compañero de trabajo, ¿y ahora qué?

El estrés y los malentendidos a veces provocan que perdamos los nervios en la oficina. Aprende cómo arreglarlo con tus compañeros de trabajo tras una discusión.

Has dormido poco, se aproxima el final del día, y tu nivel de estrés aumenta a medida que se acerca la fecha límite para entregar un importante proyecto provocando que descargues tu rabia con un compañero de trabajo.

Si esto te ha ocurrido recientemente, tranquilo; hablar mal a otra persona nunca es excusable, pero todos hemos perdido los papeles alguna vez. Mientras que lo mejor que puedes hacer es evitar discusiones en la oficina y asegurarte de no volverte irritable en un principio, si existen maneras de arreglarlo después de enfadarte con un compañero de trabajo.

Lógicamente ya sabrás que le debes una disculpa a tus empleados o equipo de trabajo, pero un simple perdón no basta. Estos son los 3 pasos a seguir para mejorar tus relaciones tras discutir en el trabajo:

  1. Desahógate: Antes de acercarte a la otra persona para pedir disculpas asegúrate de desahogarte por completo. Saca tu rabia escribiendo una carta al compañero en cuestión: anota todo lo que te haya molestado y lo que ha provocado que explotes. Después relee lo que has escrito tranquilamente. Posiblemente te des cuenta de que no era para tanto y que tu reacción ha sido algo desmedida. Evidentemente no le entregues la carta a la otra persona, se trata de un ejercicio para desahogarte y relajarte, evitando que explotes de nuevo.
  2. Asume tus errores: Piensa exactamente qué has hecho mal. Aunque el otro compañero haya provocado en gran parte la discusión, seguro que tu tampoco has actuado de la mejor manera. Anota en un papel tus errores y asume que no lo has hecho bien. Cuando te reúnas con la otra persona para pedir disculpas admite que lo hiciste mal y pide perdón. Te sorprenderá lo accesible que estará la otra parte cuando te disculpes.
  3. Escucha a la otra parte: Después de explicar que has entendido tu error y que lo sientes es hora de que hable la otra persona. Déjale explicar como se ha sentido ante tu reacción, y hazle ver que lo entiendes y que no se volverá a repetir en un futuro. Probablemente os permita entablar una conversación para entender qué es lo que os molesta a ambos y saber tratar mejor con la situación en un futuro.

Aprende a lidiar con un mentiroso en el trabajo

Fingir que nada ha ocurrido posiblemente es más fácil, pero no le estarás haciendo ningún favor a tu “yo” del futuro. Además, nadie quiere trabajar en un mal ambiente de trabajo donde predomina la tensión y los malos rollos, así que haz un esfuerzo por tu bien y el de todos.

Vía | themuse

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Estudiante de Periodismo y Derecho en la Universidad Rey Juan Carlos, realizando una beca en Axel Springer conectada siempre con la actualidad e innovación!