Empresa

Google no facilita datos al ser acusada de discriminación salarial por género

Códigos de búsqueda en Google que debes conocer

Google, acusada por el gobierno de discriminación por razón de género, mantiene que no puede facilitar datos salariales por el alto coste y trabajo que supone.

El Departamento de Trabajo de Estados Unidos (DoL) acusó a Google públicamente en abril,  afirmando que habían detectado “disparidades salariales sistemáticas contra la mujer en prácticamente todos los niveles de la plantilla“.

El procedimiento comenzó en enero, cuando el DoL demandó legalmente a Google por negarse a aportar registros salariales y datos de contacto de sus trabajadores. La compañía está obligada a ofrecer igualdad de oportunidades para acceder a contratos públicos y a permitir las investigaciones al respecto.

No obstante, Google declaró el viernes que facilitar dichos datos de salarios les supone un coste demasiado alto, concretamente 500 horas de trabajo y 100,000 dólares.

Google es una de las compañías más rentables de EEUU, percibiendo casi 28 mil millones de dólares al año. Tomando en cuenta dicho dato, Ian Eliasoph, el abogado de la parte contraria rechazó firmemente la defensa de la empresa, remarcando la facilidad que tendría para afrontar el coste.

El DoL afirma que en 2015 observaron disparidades salariales y que los investigadores debían tener acceso al sistema de compensación para entender dicha brecha salarial. Además, explicó que necesitaba poder dirigirse a los empleados para realizar entrevistas confidenciales.

Sin embargo, Google tacha de inconstitucionales las demandas del gobierno: “Nuestros tribunales deben actuar ante este abuso de poder“, afirmó Lisa Barnett Sween, una de las abogadas de la compañía.

Así, Google defiende que facilitar la información de los empleados equivaldría a una violación de la privacidad de los mismos.

Trabajadores tecnológicos renuncian debido a acoso y racismo

Eliasoph también apuntó a que Google obtenía millones de contratos públicos y que recientemente anunció su inversión de 150 millones de dólares en iniciativas de diversidad. Continuó defendiendo que ahora la empresa no podía refugiarse en una falta de fondos para afrontar una petición estatal para asegurar la igualdad de oportunidades.

En abril, poco después de la primera acusación, Google publicó su metodología de pago que utilizan. Sostuvo que la organización basa el sueldo de sus trabajadores en función del “rol, el nivel de trabajo, la ubicación del empleo y las calificaciones”.

Google no es la única gran compañía tecnológica que se enfrenta a acusaciones de este tipo. Tristemente, la discriminación sexual en Silicon Valley parece estar a la orden del día.

Vía | The Guardian

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Estudiante de Periodismo y Derecho en la Universidad Rey Juan Carlos, realizando una beca en Axel Springer conectada siempre con la actualidad e innovación!