Empresa

Google lanza un gancho de derechas contra Amazon a través una alianza con los minoristas estadounidenses

El presidente de Google dice que su principal rival en búsquedas es Amazon

Google ha anunciado una nueva alianza con los principales minoristas de Estados Unidos (incluyendo Target, Walmart, Home Depot, Costco y Ulta Beauty) para ayudarles a mostrar sus productos en la página principal de Google, Google Assistant o Google Express cuando cualquier usuario haga una consulta relacionada.

La posición hegmónica de Amazon en la creciente industria del comercio electrónico no ha pasado desapercibida para sus rivales en la particular competición que representa el hipersector TIC. Es el caso de Google, esa compañía que desde su originario buscador ha tratado de penetrar en todas las capas de actividad digital que puedan imaginarse, y que ahora también ha dado un paso (más) para plantar cara al todopoderoso gigante de Jeff Bezos.

Lo ha hecho desde donde mejor sabe hacer y en dónde presenta una situación de fortaleza máxima: su propio buscador. Así pues, Google ha anunciado una nueva alianza con los principales minoristas de Estados Unidos (incluyendo Target, Walmart, Home Depot, Costco y Ulta Beauty) para ayudarles a mostrar sus productos en la página principal de Google, Google Assistant o Google Express cuando cualquier usuario haga una consulta relacionada.

Amazon ya vale más que todos los grandes minoristas de Estados Unidos juntos

Cada uno de estos minoristas le pagará a Google un porcentaje de cada compra a cambio de aparecer en la lista y permitir a los usuarios vincular sus respectivos programas de fidelización. Puede parecer que se trata de un modelo de publicidad o de ingresos por afiliación más, pero en realidad se trata de un cambio sustancial en una compañía que hasta ahora vinculaba su actividad comercial a poco más que Adwords. Una filosofía que, además, parte de una experiencia todavía por explotar, como son las búsquedas y compras mediante la voz.

¿Qué supone este movimiento para Amazon? La lógica indica que actualmente son muchos los consumidores que comienzan su proceso de compra buscando los productos en Google, pero acaban yendo a Amazon a realizar el pedido. Pero si el popular buscador es capaz de ofrecer una experiencia 360º más completa, integrando de forma natural a los propios comerciantes, esto reduciría el número de pasos que los clientes tendrían que dar para poder hacerse con su objeto de deseo. ¿Traducción? Al tener todo en Google, no necesitaríamos acudir a Amazon para comprarlo.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y finalista en los European Digital Mindset Awards 2016, 2017 y 2018.