Empresa

Google dice que las acusaciones de monopolio de Bruselas son absurdas

google-bruselas
Escrito por Ana Muñoz

Google ha enviado un documento a Bruselas en el que niega las acusaciones del organismo que le acusan de monopolio y las clasifica de “absurdas”.

Google y Bruselas llevan siete años de litigios y, a día de hoy, tiene tres causas abiertas: Google Shopping, publicidad y Ad Sense y posición dominante en el ecosistema Android.

En el caso de que las tres demandas prosperen, la compañía de Mountain View se enfrentaría a una multa de miles de millones de euros pero, como es evidente, la multinacional no piensa quedarse de brazos cruzados.

Por esa razón, ha enviado un documento a la Comisión Europea en el que asegura que no existen procedimientos irregulares en su sistema de comparación de compras online, ni tampoco en el sector de la publicidad.

No estamos de acuerdo con con el argumento de la Comisión Europea de que los resultados de las búsquedas en nuestro Google Shopping estén dañando la competencia. Creemos que esas acusaciones son erróneas, en hechos, económica y legalmente”, ha declarado Kent Walker, asesor jurídico de la compañía.

De hecho, su defensa se basa en varios pilares. El primero de ellos es que aseguran que, en la actualidad, hay más de 300 servicios de comparación de compras online y, cada año, entran nuevas compañías. Por ello argumentan que, si hubiera monopolio por parte de Google, esto no sería posible.

En segundo lugar, Google cree que la definición de servicios de compra online que propone Bruselas es tan exclusiva que Amazon estaría fuera de sus planes.

En este sentido, afirman que, en países como Alemania, un tercio de los consumidores que quieren comparar precios utilizan Amazon, mientras que sólo el 14,3% usa los servicios de Mountain View. Por ello argumentan que, a diferencia de Android o búsquedas a través de navegador, no hay una posición dominante de Google tan clara.

Google ya emplea tus datos personales para afinar su plataforma de publicidad

Bruselas es consciente de que los servicios de la compañía se han adecuado a la normativa europea en los últimos años, pero la duda está en si pueden perdonar las irregularidades que cometieron al principio.

Otra parte de la defensa de Google ante las acusaciones de monopolio de la Comisión Europea es que una compañía puede ser cliente y competidor al mismo tiempo. En este sentido, afirman que Amazon obtiene una fracción de su tráfico a través de estos servicios y que es tan ínfima que sería impensable pensar que por eso no compite con las páginas de comparación de precios.

Estados Unidos sostiene que la CE tiene varias causas abiertas para “hacer ruido” y porque así, con que una de las tres acabe en multa, habrá valido la pena. Por su parte, el Ejecutivo Europeo asegura que tiene suficientes pruebas para los tres conflictos.

Vía | El Mundo

Sobre el autor de este artículo

Ana Muñoz

Licenciada en Periodismo. Tecnoadicta, apasionada por los wearables y las pelis de superhéroes.