Empresa

Google pagará 306 millones al fisco italiano por evasión de impuestos

Google deberá pagar impuestos a Italia

La ingeniería fiscal no le ha salido bien otra vez a Google, que deberá abonar a la Hacienda de Italia 306 millones de euros por impuestos evadidos entre los años 2002 y 2016. No es el primer caso de este tipo al que se enfrenta el gigante estadounidense.

A comienzos del presente 2017, la tecnológica ya se encontraba cerrando un contencioso con el fisco italiano, por el que los medios del país especulaban que Google debería abonar entre 270 y 280 millones de euros. Finalmente, el caso tributario se cerrará pagando una multa de 306 millones de euros por evasión fiscal durante tres lustros, desde 2002 hasta 2016. La disputa entre la Hacienda de este país del sur europeo y el gigante de Mountain View se remonta un año atrás.

Los pecados de Google en Europa: así es su ingeniería financiera para pagar menos impuestos

Las autoridades transalpinas confirmaron que Google abonará la multa por evadir impuestos pero además, revelaron que han establecido nuevos criterios con la tecnológica para sus próximas declaraciones fiscales, aunque no se especificaron detalles. No son los únicos, ya que el gobierno italiano también cerró un acuerdo con Apple en diciembre de 2015 por el que la compañía de la manzana se comprometió a desembolsar 318 millones por motivos parecidos, y en la actualidad también tiene a Amazon bajo vigilancia por evasión de impuestos.

Google, en el punto de mira por evasión fiscal

Mientras desde Bruselas prosiguen su lucha contra la evasión de impuestos y los delitos fiscales -por los que han abierto expediente tanto a Google como a Amazon-, la compañía estadounidense también ha tenido que saldar cuentas con la Hacienda británica, a la que ha tenido que devolver unos 130 millones de libras en impuestos evadidos a través de su filial en Irlanda, y también las autoridades fiscales francesas exigen al popular buscador el pago de más de 1.600 millones de euros en impuestos atrasados, exigiendo la devolución completa en lugar de llegar a un acuerdo.

De hecho, Google también está siendo investigada desde el pasado verano en nuestro propio paísla Agencia Tributaria registraba en junio las dos sedes que la organización tiene en Madrid, sus oficinas de Torre Picasso y su plataforma de startups Campus Madrid, por sospechas de fraude y evasión fiscal. Son más los países que se suman a la polémica, ya que también Rusia multaba a la multinacional con 6 millones de euros por abuso de posición dominante con Android.

Todo parece indicar que las autoridades del continente europeo seguirán apretándole las tuercas a Google y castigando su laxa política de impuestos, intentando restringir las prácticas de las grandes multinacionales para derivar sus beneficios a zonas con menor carga de tasas.

Imagen | Niharb

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.