Empresa

Gamificación como un arma más en el repertorio de recursos humanos de las empresas

Según un estudio publicado por Deloitte, el 25% de los procesos de las compañías incluirán gamificación en los próximos años; una tendencia en la que ya están trabajando empresas como la aseguradora Santalucía o Inserver.

La gestión de los recursos humanos y el talento en las empresas ha cambiado notoriamente en los últimos tiempos, en los que el salario y las cualificaciones académicas han dejado de ser los únicos elementos que importaban en la ecuación para dar paso a un sinfín de criterios, técnicas y modelos de captación y retención de personal distintos.

Así se ha puesto de relieve en el HR Gamification Day, un evento que ha congregado a unas 300 personas en Madrid y donde, por ejemplo, la aseguradora Santalucía ha constatado cómo el sueldo ya no es el principal reclamo de sus trabajadores. “La situación personal (92% de la plantilla), las relaciones personales (91%), las condiciones laborales (91%) y la retribución salarial (92%) son los ‘gaps’ que más preocupan a nuestros trabajadores”, ha explicado  su gerente corporativa de Atracción y Talento, Carmen García. “Los empleados son una parte vital en la empresa y debemos conocer cómo se comportan para mejorar su experiencia y, así trabajen de la mejor manera”.

En esas lides, la gamificación se antoja como una técnica a tener en cuenta para acercarse a los empleados, conocer sus inquietudes y mejorar su satisfacción profesional. “El avance es imparable. El foco cambia continuamente y cada vez tenemos más tecnologías  -gamificación, inteligencia artificial, realidad aumentada y entornos inmersivos- pero no podemos hacer las cosas por hacer. El fin siempre debe ser convertir al candidato o al trabajador en alguien mejor“, añadió a su vez el director de Comunicación y Marketing de The Key Talent, Santiago Heredero.

Gamificación: Así se divierten los empleados de Facebook, LinkedIn y más

Según un estudio publicado por Deloitte, el 25% de los procesos de las compañías incluirán gamificación en los próximos años. Y uno de los primeros campos donde se aplicará será el aprendizaje inmersivo. “El aprendizaje inmersivo y la realidad aumentada nos permiten generar un conjunto de comportamientos reales en el empleado en un entorno controlado y creado por el desarrollador (empresa). De esta manera, se genera la posibilidad de medir cómo se enfrentan los candidatos a diferentes dinámicas, en un ambiente independiente e, incluso, divertido. Es un entrenamiento técnico muy potente“, destacó el responsable de Learning and Development de The Key Talent, Juan Luis Plaza.

Game-based Learning con el que a través de mecánicas de juego se creen entornos reales y atractivos donde el personal se sienta activo; y la empresa pueda conocer fácilmente las aptitudes de los sujetos, así como la diversidad del equipo formado con anterioridad. “Las empresas más diversas obtienen mejores resultados”, aseguró al respecto la experta en Gamificación de Inserver, Belén Gómez. Además, gracias a estas técnicas, la compañía puede conocer cómo se sienten sus empleados, para variar sus procesos y conseguir trabajadores altamente satisfechos que, incluso, se conviertan en embajadores de la propia marca.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y finalista en los European Digital Mindset Awards 2016, 2017 y 2018.