Empresa

Fusión Vodafone-Idea: llega la consolidación ‘telco’ a la India

Las cúpulas de Vodafone no paran en las últimas semanas de cerrar acuerdos de consolidación: al mercado español (con su alianza con Telefónica) le sigue ahora la India con una fusión multimillonaria.

La consolidación del sector de las telecomunicaciones parecía desde hace algún tiempo una tendencia imparable, pero había un país cuyo mercado de telefonía escapaba a cualquier lógica en esta línea: India. Este exótico subcontinente no sólo no estaba viendo la integración que vivimos en Europa o EEUU desde hace décadas sino que vivió, el año pasado, el lanzamiento del operador ‘telco’ más agresivo que se conoce: Jio, una empresa capaz de ofrecer servicios gratuitos a todos sus clientes durante meses gracias al enorme capital (20.000 millones de dólares, estimados) aportado por el hombre más rico del país, Mukesh Ambani.

Este nacimiento tan ambicioso ha obligado a mover ficha a los dos operadores tradicionales de telecomunicaciones en la India: Vodafone e Idea Cellular. Primero, ambas compañías bajaron sus tarifas y lanzaron nuevos productos con más capacidades para plantar cara en el segundo mayor mercado ‘telco’ del planeta, solo por detrás de China. Ahora, ambos operadores han decidido unirse en el que será el proveedor líder del sector en el país, con 400 millones de clientes y el 40% de la facturación, superando al actual comandante del terreno, Bharti Airtel.

Vodafone se alía con Telefónica para acceder a su red de fibra óptica

La operación -que culminará en 2018- generará  una nueva empresa valorada en aproximadamente 23.000 millones de dólares, al cerrarse la estimación de Idea en un precio de 72,5 rupias por acción (muy por debajo de las 108,10 rupias a las que cotizaba Idea el viernes). Vodafone será el mayor accionista de la nueva entidad, con el 45,1% del capital, seguido por Aditya Birla Group (dueño de la mayoría de Idea) con el 26%, con el 28,9% restante en manos del resto de pequeños inversores.

La fusión permitirá a Vodafone reducir su deuda neta en aproximadamente 8.200 millones de dólares y liberarse, de este modo, de la enorme presión que su filial india sufre desde su creación en 2007 a causa del enorme apalancamiento llevado a cabo para asentarse en este difícil mercado. Asimismo, la operación no incluye la participación de Vodafone (42%) en Indus Towers, filial en la que también figuran como accionistas la propia Idea y Bharti Airtel.

 

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.