Empresa

Formas de alcanzar el éxito aunque no tengas talento

claves exito transformacion digital empresa
Escrito por Lara Olmo

Los grandes inventores, emprendedores y científicos logran el éxito por méritos propios. Pero ¿y si te dijeran que para emularlos no necesitas habilidades especiales?

Admitámoslo, no todo el mundo tiene grandes talentos ni puede ser Elon MuskStephen Hawking. De hecho la mayoría de la gente suele ser bastante corriente. ¿Significa eso que solo unos pocos afortunados con habilidades especiales innatas pueden lograr el éxito?

La coach y experta en liderazgo Lolly Daskal está convencida de que no. De hecho, defiende que para ser alguien exitoso, triunfador e incluso un modelo a seguir basta con una serie de actitudes (que no aptitudes) que están a alcande de cualquiera. Solo hay que ponerlas en práctica.

¿Quiere saber cuáles son?

Cree en ti mismo

Cuando lo haces, eres capaz de convertir cualquier problema en un reto, y ese reto en un éxito. Cuando crees en ti mismo, una voz interior te dice que puedes superar cualquier obstáculo. Los psicólogos nos han dicho durante años que solo nosotros tenemos la capacidad de moldear nuestra realidad y nuestras circunstancias. Cuando nos convencemos de que podemos con algo, realmente es así. Creer es poder.

Ten una actitud positiva

Seguro que lo has oído en alguna ocasión, los optimistas ven oportunidades y posibilidades de éxito en todo lo que ocurre, ya sea malo o bueno. Esto les permite extraer lecciones positivas de cualquier situación y circunstancia. Cuando eres positivo y  piensas que las cosas van a salir bien en lugar de fracasar, se acaban los contratiempos y solo hay lugar para nuevos aprendizajes.

Consejos para mejorar tu autoestima

 

Haz lo que te apasiona

La pasión es la gasolina que convierte los sueños en realidad. Es la diferencia entre tener un trabajo que te gusta y una carrera exitosa. Cuando haces algo que te encanta, ya estás alcanzando el éxito.

Haz lo correcto (para ti)

Tenemos el poder de elegir cómo actuar, en nuestras manos está hacer lo que consideramos correcto (aunque no siempre sea fácil). Lo mejor para uno mismo no siempre es lo mejor para los demás, pero teniendo claras las convicciones es mucho más fácil gestionarlo y lograr las metas.

Toma el control

Es hora de asumirlo, hay elementos que escapan a nuestro control. No gastes energías en aquello que no puedas dominar y céntrate en lo que puedas controlar. Una forma de hacerlo es informándote para tomar decisiones con un objetivo claro. Las decisiones y las acciones son imprescindibles para alcanzar el éxito, siempre y cuando no pretendan controlar aquello que es incontrolable.

Prepárate

La preparación nos da capacidad de respuesta antes las situaciones inesperadas. En lugar de paralizarte, consigues pensar en soluciones o alternativas para seguir adelante. Las personas de éxito son aquellas que siempre están preparadas para las oportunidades.

Sé amable

Ni te imaginas el poder que tiene una palabra amable. Ser agradecido y desinteresado no cuesta nada y sin embargo tiene un retorno enorme. Para uno mismo y para los demás.

Hazlo lo mejor que puedas

Aunque se parezca, no tiene nada que ver con ser el mejor o la mejor en algo. Tiene que ver con el esfuerzo y la tenacidad al hacer las cosas. Si permites que el miedo, las dudas o la desconfianza se adueñen de ti, sobre todo cuando estás empezando un proyecto nuevo o desconocido, solo conseguirás desanimarte. Pero si centras tus esfuerzos en hacerlo lo mejor que puedas, tu mente no tiene tiempo de pensar en los posibles errores o miedos que surjan.

Intenta ir más allá

Es una buena filosofía para aplicar en cualquier aspecto de la vida si queremos alcanzar el éxito. Se trata de una cuestión de actitud y no de talento. Consiste en dar lo mejor de uno mismo, tener iniciativa y predisposición a hacer las cosas. Automáticamente te convierte en alguien especial, porque mucha gente no actúa así y predomina la ley del mínimo esfuerzo.

Ofrece tu ayuda

En una sociedad que tiende al individualismo, donde cada uno tiene que sacarse las castañas del fuego como puede, ser una persona solidaria y que ayuda a los demás cuando lo necesitan puede hacer nuestra vida más exitosa y enriquecedora. Si encima se trata de gente que no ha sido tan afortunada y cuenta con pocos recursos, nos servirá para valorar lo que tenemos (porque se nos suele olvidar con frecuencia).

Vía | inc.com

Sobre el autor de este artículo

Lara Olmo

Periodista 2.0 con inquietudes marketeras. Innovación, redes sociales, tecnología y marcas desde una perspectiva millenial. Vinculada al mundo startup. Te lo cuento por escrito, en vídeo, con gráficos o como haga falta.