Empresa

Fitbit despedirá a 110 trabajadores tras una mala campaña de Navidad

Fitbit no logra cumplir ni siquiera sus propias (y rebajadas) expectativas de ventas en el cuarto trimestre del año y se ve obligada a despedir al 6% de su plantilla.

Todas las firmas de análisis coinciden en que las ventas de wearables no están despegando como se esperaba en un inicio, y los resultados de Fitbit corroboran esa hipótesis. En ese sentido, el líder en pulseras inteligentes ha anotado una decepcionante campaña navideña que se ha quedado incluso por debajo de las pesimistas expectativas anunciadas por la compañía.

Vayamos a los datos: Fitbit facturó entre 572 y 580 millones de dólares en su cuarto trimestre fiscal, el que comprende las ventas de Navidad. Se trata de una cifra significativamente inferior a los 750 millones de dólares previstos por la empresa y que ya en su momento supusieron un importante castigo de los accionistas (30% de caída en el valor de las acciones). La causa de este caída radica en las lentas ventas cosechadas en los mercados más maduros de Fitbit (principalmente EEUU), a pesar de que sí ha logrado crecimientos notables en Europa, Oriente Medio y Asia.

1 de cada 3 wearables acaba en un cajón

Lo peor de estos malos resultados financieros es que sus consecuencias las pagarán los empleados con su puesto de trabajo. Así, y según adelanta The Information, Fitbit tendrá que prescindir de alrededor del 6% de la plantilla, lo que se traduce en 110 trabajadores despedidos, para poder cuadrar sus cuentas presentes y futuras en el marco de un plan de reducción de los gastos operativos valorado en 200 millones de dólares. Se desconoce en qué áreas de la compañía se producirán los ajustes laborales o si estos afectarán a los empleados de Pebble, la cual acaba de ser adquirida por Fitbit.

Para remontar la situación, y más allá de la reestructuración de la empresa, Fitbit hará un importante hincapié en el segmento de smartwatches, dispositivos de mayor valor que las pulseras inteligentes y donde se enfrentará de forma frontal contra fabricantes con una posición muy consolidada, como Apple o Samsung.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.