Empresa

592 millones: lo que le cuestan los falsos autónomos a la Seguridad Social

592 millones: lo que le cuestan los falsos autónomos a la Seguridad Social

El perfil del falso autónomo, tan común en España, hace perder a las arcas de la Seguridad Social cerca de 592 millones de euros, tal y como revelan los preocupantes datos de la Unión de Autónomos (Uatae).

Las cifras no son nada halagüeñas en torno a la cantidad de falsos autónomos que existen en España: la EPA (Encuesta de Población Activa) señala que hasta 222.400 autónomos no pueden elegir de forma libre su horario de trabajo, mientras de entre los más de 3.042.000 autónomos que existen en España, un 5,5% no puede influir ni en el contenido ni en el orden de las tareas que realiza. 

4 puntos para averiguar si eres un falso autónomo

Las raíces de este fenómeno son alargadas y le cuestan más de un buen pellizco de dinero a las arcas públicas, requiriendo un incremento de las investigaciones para su detección. Calculando que existen 225.000 falsos autónomos en España, 15.000 más que hace un año, las pérdidas son notables: la Seguridad Social deja de ingresar la Seguridad Social cerca de 592 millones de euros, según detallan desde la Unión de Autónomos (Uatae), alertando de que las cifras no dejan de incrementarse, mermando también los derechos laborales de los trabajadores, como se ha apreciado recientemente en el polémico caso de Deliveroo.

Las compañías defraudadoras reducen los gastos de empleabilidad al cometer este fraude, en el que los propios trabajadores deben asumir el coste de su contratación, son privados de vacaciones, carecen de derecho a paro y a bajas laborales y pueden ser despedidos en cualquier momento al carecer de nómina, contrato laboral o adscripción a convenio colectivo.

Se solicitan medidas urgentes para combatir el fraude de los falsos autónomos

María José Landaburu, secretaria general de UATAE, advierte que “regularizar y visibilizar la situación de los falsos autónomos es importante, pero debemos adoptar también medidas que den más derechos y cobertura social a los autónomos”.

El Gobierno de Pedro Sánchez ha apostado por modificar el procedimiento por el que la Seguridad Social da de alta a dichos trabajadores en el Régimen General. Si hasta ahora el dictamen de la Inspección de Trabajo era potestativo y, una vez practicada el alta de oficio, el empresario -o autónomo- podía darse de baja en la Seguridad Social, a partir de ahora tendrá carácter preceptivo y no se podrá anular la decisión unilateralmente.

Para Landaburu, “en España los autónomos reclamamos desde hace tiempo una revisión en profundidad del RETA para acabar con la falta de protección social. Si tuviéramos los mismos derechos que el resto de trabajadores, los autónomos no seríamos el chollo del mercado laboral”.

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.