Empresa

Fallece Paul Otellini, exconsejero delegado de Intel

El hombre que unió a ingenieros y comerciales de Intel, Paul Otellini, ha fallecido este lunes mientras dormía. Este es el legado que ha dejado en la popular casa de chips.

Paul Otellini, quinto consejero delegado de la historia del fabricante de chips Intel, ha fallecido el pasado lunes (2 de octubre de 2017). Lo ha hecho a los 66 años, mientras dormía, y deja tras de sí un matrimonio de 30 años, dos hijos y una amplia lista de acciones filantrópicas tanto con jóvenes como con la cultura o la sanidad.

Otellini ocupó la máxima responsabilidad de Intel entre 2005 y 2013, cuando decidió jubilarse y fue sustituido por Brian Krzanich. Considerado en el sector como el “intérprete” de la casa, su mayor legado fue el de conseguir poner en sintonía al equipo técnico con el comercial, alineando la estrategia de innovación con las necesidades reales de sus clientes. A causa de ello, Intel vivió numerosas “transformaciones en sus operaciones y estructuras de coste, para facilitar el crecimiento a largo plazo, además de lograr el liderazgo en el segmento de mercado de servidores y mantener la rentabilidad durante un periodo de recesión a escala mundial”, como ha indicado la propia firma en un comunicado oficial.

Paul Otellini también logró sellar nuevos contratos con clientes –como Apple PC-, establecer toda una red de alianzas comercial y comenzar la expansión -vía adquisiciones- de Intel hacia los segmentos de la seguridad, software y comunicaciones móviles. En el apartado financiero, destaca la compañía, Intel obtuvo más ingresos durante sus ocho años de ejercicio como CEO que durante todos los 45 años anteriores de la empresa. Para muestra un botón: en el último año antes de ser nombrado CEO, Intel alcanzó 34.000 millones en ventas y, en 2012, esta cifra creció hasta 53.000 millones de dólares.

Otellini nació en San Francisco el 12 de octubre de 1950, y fue un gran enamorado de su ciudad durante toda su vida.  Se graduó en Económicas en la Universidad de San Francisco in 1972 y realizó un MBA en la Universidad de California, Berkeley, en 1974. Se unió a Intel en 1974, donde ocupó varios puestos, incluyendo el de director general de Peripheral Components Operation y de la Folsom Microcomputer Division.  En 1989 fue nombrado director de personal, siendo Andy Grove consejero delegado de la compañía.

Entre 1990 y 2002, ocupó diversos puestos en Intel, incluyendo el de vicepresidente y director general del Intel Architecture Group, siendo responsable de los negocios y estrategias de la compañía para microprocesadores y chipsets para equipos de sobremesa, portátiles y empresariales, además de vicepresidente ejecutivo y director general del Sales and Marketing Group. Otellini también desempeñó las funciones de jefe de operaciones en Intel desde 2002 a 2005.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.