Empresa

Un nuevo estudio desmiente la mala fama de la multitarea

Un nuevo estudio desmiente la mala fama de la multitarea

Aunque la multitarea tenga numerosos detractores y expertos que desaconsejan su práctica a nivel profesional, un nuevo estudio sugiere que de forma puntual puede mejorar nuestro desempeño en tareas cognitivas.

Son numerosas las voces que se alzan contra el famoso concepto multitask en la actualidad: desde la neurociencia han advertido de que nuestros cerebros no conectan bien con la multitarea en estos episodios de multitarea, mientras que se generan más hormonas del estrés como el cortisol y adrenalina, que provocan una sobreestimulación y pensamientos más confusos. Otras investigaciones apuntan a una menor densidad de materia gris en aquellas personas que emplean a la vez un número elevado de dispositivos.

Otras personas argumentan que la multitarea no real, sino la falsa creencia de la simultaneidad cuando en realidad se trata de un cambio ineficiente y constante entre distintas funciones y tareas. Hasta Wikipedia la califica de “habilidad humana aparente”, y muchos expertos en productividad afirman que reduce el rendimiento, agota las reservas de energía mental y es perjudicial para la memoria.

El estrés: una lacra para la productividad (y los bolsillos) de la empresa española

“La multitarea es a menudo una cuestión de percepción o incluso puede pensarse que es una ilusión”, explica la investigadora del comportamiento del consumidor Shalena Srna de la Universidad de Michigan. Una investigación realizada por esta experta y su equipo revela que los efectos de esta ilusión son capaces mejorar nuestro desempeño en tareas cognitivas. 

La distinción entre multitarea y la percepción de hacerla es fundamental, ya que por ejemplo, escuchar y transcribir activamente una entrevista se trataría de dos tateas a la vez. “Las investigaciones existentes demuestran que el motivo de los individuos para invertir esfuerzo y control cognitivo aumenta con la dificultad de la tarea, así como con la expectativa de dificultad de la tarea”, explican los autores en su artículo, concluyendo que diversos hallazgos respaldan la idea de que una tarea más desafiante aumenta la atención de los individuos y, en última instancia, conduce a una mejora en el rendimiento. 

Traducido a otras palabras, el hecho de que una persona conciba su actividad como multitarea puede compensar cognitivamente el hecho de estar haciendo varias cosas a la vez, mientras que si la aprecia como algo sencillo lo probable es que le dedique menos esfuerzo, atención y recursos cognitivos. Para desvelar esta hipótesis, los investigadores realizaron docenas de ensayos con más de 8.000 participantes en total, que completaron las mismas tareas, pero recibiendo instrucciones sutilmente diferentes sobre si se trataba de una tarea única o de múltiples tareas.

Los resultados arrojaron que los que creían que su labor era multitarea se desempeñaron mejor en las pruebas, transcribieron de forma más rápida y precisa, tomaron notas de mayor calidad y obtuvieron mejores calificaciones en las pruebas de comprensión. “El incremento del compromiso es un factor esencial de este efecto”, indica el estudio.

Fuente | Science Alert

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.