Empresa

Estas son las grandes firmas que más contaminan los océanos de plástico

Estas son las grandes firmas que más contaminan los océanos de plástico

Atendiendo a la gravísima problemática que comporta la contaminación de plástico en los océanos, cabe señalar a ciertas grandes multinacionales como grandes culpables del desastre medioambiental. Te contamos quiénes son.

Si hablamos de países, China se trata de la región que más plástico arroja a nuestros preciados mares, provocando la degradación de la biodiversidad, el envenenamiento del agua y del aire -especialmente a causa de los microplásticos– y la extinción masiva de especies. Si en lugar de por divisiones geográficas medimos el compromiso de las multinacionales con el reto medioambiental de frenar la contaminación, Cola-Cola, Pepsi y Nestlé son las firmas que más contribuyen a la contaminación de los océanos con plásticos de un solo uso, tal y como revela un estudio de la iniciativa “Break Free from Plastic”, que ha limpiado las costas de 42 países en todo el mundo.

En su labor de limpieza más de 10.000 voluntarios ligados al movimiento llevaron a cabo hasta 239 acciones en costas y entornos naturales de 42 países como Filipinas, Tailandia, Vietnam, la India, Indonesia, Australia, Chile, Ecuador, Brasil, México, Estados Unidos, Canadá, Marruecos o España. Las cantidades son asombrosas y reflejan la elevada contaminación de estos espacios: se recogieron 187.000 piezas de plástico, de las que más del 65 % correspondían a envoltorios de productos de grandes corporaciones mundiales, con las citadas Coca-Cola, Pepsi y Nestlé en la cúspide.

5 alternativas sostenibles a las bolsas de plástico para hacer la compra

Otras grandes compañías que continúan alentando la fabricación de plásticos, empleando envoltorios innecesarios y alimentando el problema son Danone, Mondelez, Procter & Gamble, Unilever, Perfetti van Melle, Mars Incorporated y Colgate-Palmolive, pertenecientes a los sectores de la alimentación, la higiene y los artículos domésticos. Desde 1950 se han generado en el mundo 8.300 millones de toneladas métricas de plástico, de las cuales el 80% perdura en el medio ambiente, mientras que únicamente se ha reciclado bien el 9% y se ha incinerado el 12%.

Es urgente hallar soluciones y revertir el modelo hacia un menor consumo y una economía circular: ya se producen 320 millones de toneladas métricas al año -una cifra que crecerá un 40% en la siguiente década-, agravando el cambio climático y emitiendo gases de efecto invernadero a la atmósfera. El estudio de “Break Free from Plastic” destaca que de todas las piezas recogidas, 100.000 eran imposibles o muy difíciles de reciclar, tratándose de poliestireno, el PVC (cloruro de polivinilo), PET (tereftalato de polietileno) -usado sobre todo en botellas- o el filme de plástico de un único uso.

Soluciones claras: revertir la demanda y no sobreempaquetar los productos

Desde este movimiento se exigen estas dos claves a las marcas de consumo masivo: abandonar el terrible hábito de sobreempaquetar los productos y revertir la demanda de más plástico, asumiendo mayores cotas de responsabilidad, ya que el plástico afecta desde a las comunidades que viven en los entornos de fabricación a nuestra alimentación, puesto que las micropartículas también acaban en nuestros platos y por ende, aterrizan en nuestros órganos.

“La población está acumulando en sangre ftalatos y otros químicos que alteran el sistema endocrino, además de pagar con sus impuestos el elevado coste de la gestión de los desechos de plástico”, señalan los responsables del informe. 6.000 personas, más de 1.300 organizaciones y grupos defensores del medio ambiente como Greenpeace, GAIA o Zero Waste respaldan este movimiento, el cual defiende un futuro totalmente libre de plásticos.

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.