Empresa

Estas son las compañías que más sufren Apple-dependencia

apple
Escrito por Lara Olmo

Forman parte de su cadena de suministros y gracias a ello tienen la mitad de su facturación anual asegurada. Son los proveedores de Apple, sin el cual se verían en una situación bastante delicada.

En el sector retail y de la gran distribución es habitual encontrar pequeñas pymes cuya producción depende en su gran mayoría (cuando no toda) de una única cadena de alimentación. A cambio de venderle a un gran cliente, se garantizan un volumen de negocio fijo todos lo meses, aunque para ello tengan que renunciar a otros.

Esta estrategia suele ser el salvavidas de pequeñas empresas pero aún así tiene sus riesgos: la excesiva dependencia de un solo cliente las deja en una posición vulnerable y le da a este un poder casi ilimitado a la hora de negociar precios y otras condiciones.

Apple y Google luchan por liderar la tecnología sanitaria

Pues al parecer en el sector tecnológico también se viven situaciones de cliente-dependencia. Gracias a un informe de Statista hemos sabido que Apple tiene a su merced a varias compañías tecnológicas que, a diferencia de los ejemplos citados, de pymes tienen más bien poco.

El desarrollador de juegos móviles Glu Mobile, la empresa de electrónica Cirrus Logic o Foxconn son algunos de sus proveedores principales y, como puede verse en el gráfico, la mitad de sus ingresos anuales dependen de la tecnología que le venden a Apple.

 

Lo lógico es pensar que los de Cupertino son un cliente goloso y cualquier posibilidad de que vayan a la quiebra parece casi imposible; el problema está cuando Apple decide empezar a fabricar las piezas que antes le compraba a sus proveedores.

Es lo que le ha ocurrido al que desarrollaba los procesadores gráficos. Se trata de Imagination Technologies y el fabricante de la manzana mordida no sólo ha decidido prescindir de sus servicios sino que se ha quedado con algunos de sus ingenieros, lo que ha supuesto su desplome en bolsa.

Esta “Apple-dependencia” se traduce no sólo en término de negociación, ya que tiene la sartén por el mango a la hora de fijar los términos e del contrato, sino también en la valoración bursátil, que está constantemente en entredicho. De ahí que algunas de estas compañías negocien con empresas similares pero mucho más pequeñas, para diversificar su cartera de clientes.

 

Vía | Business Insider

Sobre el autor de este artículo

Lara Olmo

Periodista 2.0 con inquietudes marketeras. Innovación, redes sociales, tecnología y marcas desde una perspectiva millenial. Vinculada al mundo startup. Te lo cuento por escrito, en vídeo, con gráficos o como haga falta.