Empresa

¿Estamos en los inicios de otra burbuja inmobiliaria?

burbuja-inmobiliaria
Escrito por Ana Muñoz

¿Estamos en los inicios de otra burbuja inmobiliaria? Moody’s lo niega, pero anticipa una subida del precio de la vivienda de un 5% en los próximos dos años.

En 2008 el mundo se tuvo que enfrentar a una dura realidad: la burbuja de los préstamos y del dinero fácil de conseguir había llegado a su fin.

Con el centro de la crisis en Estados Unidos debido a un sistema financiero basado en las hipotecas subprime y a otros múltiples factores, los norteamericanos se encontraron con 12,68 billones de dólares en créditos concedidos a gente que no podía pagarlos.

Los primeros pasos de esta crisis fueron claros: las casas, pisos y propiedades subieron de precio como la espuma.

Algo parecido está ocurriendo ahora en España. Y es que, gracias a plataformas como Airbnb, comprar o alquilar una casa en el centro de las grandes ciudades es una tarea imposible a menos que puedas pagar miles de euros al mes.

Entonces, ¿Estamos ante los inicios de otra burbuja inmobiliaria? Según Moody’s, el precio de la vivienda en España subirá un 5% entre 2017 y 2019. Así lo ha confirmado a Cinco Días Antonio Tena, analista senior de la agencia de calificación de riesgos de la compañía.

¿Estamos ante una nueva burbuja puntocom?

Sin embargo, la buena noticia es que asegura esto no implica que estemos ante una nueva burbuja inmobiliaria, ya que la situación es muy distinta. Así, el directivo afirma que, actualmente, sólo se conceden sólo el 25% de las hipotecas que se concedían por aquel entonces.

Y es que parece que los bancos han aprendido la lección y se han vuelto mucho más exigentes a la hora de conceder un crédito.

De hecho, la cantidad de los préstamos de viviendas equivale, de media, a cuatro veces el salario bruto de los solicitantes, mientras que en 2006 esta cifra era de ocho años.

Eso por no hablar de que la liquidez del mercado se encuentra estable, con un incremento de las ventas del 14% el año pasado, llegando a las 457.000 unidades. Asimismo, las transacciones son saludables.

Todo esto, unido a que, en algunas ciudades, se han detectado bajadas de precios cuando el número de ventas ha aumentado, ha llevado a Moody’s a afirmar que no estamos ante otra burbuja inmobiliaria.

Además, una de las grandes diferencias entre 2006/2007 y ahora, es que el 90% de las viviendas que se adquieren son de segunda mano, y hace diez años el porcentaje era casi el mismo.

Así que hasta nuevas indicaciones podemos respirar tranquilos, ya que todo apunta a que no habrá una segunda burbuja inmobiliaria.

Vía | Cinco Días

Sobre el autor de este artículo

Ana Muñoz

Licenciada en Periodismo. Tecnoadicta, apasionada por los wearables y las pelis de superhéroes.