Empresa

Esta es la hora más productiva del día

hora-mas-productiva-del-dia
Escrito por Lara Olmo

Quienes han probado este horario aseguran que el día les cunde mucho más. Aunque no está hecho para todos los públicos.

Mientras la mayoría de personas duerme, hay profesionales que se encargan de que el mundo siga funcionando, de garantizar servicios mínimos y de que al día siguiente las cosas estén como las dejamos antes de acostarnos. Son los panaderos, pescaderos, médicos o guardias de seguridad. Pero no son los únicos que trabajan durante la noche.

De hecho, cada vez más ejecutivos y altos cargos optan por este tipo de jornada laboral a la inversa, o al menos por arrancarla a horas que podrían considerarse intempestivas para la mayoría de los mortales, para ser más productivos.

El director ejecutivo de Apple, Tim Cook, comienza su rutina matutina a las 3:45 de la mañana. Otra que tiene fama de iniciar su jornada cuando la luna aún está bien alta es la CEO de la plataforma Ellevest, Sallie Krawcheck, que asegura que las 4 a.m es la hora más productiva para ella.

Podría parecer que lo hacen porque son adictos al trabajo (workaholics), pero tienen sus motivos, reafirmados además por expertos en productividad y neurología: hay quien comienza su actividad a primeras horas de la madrugada para evitar distracciones derivadas de las nuevas tecnologías.

Hay quien trabaja desde casa y lo hace para dedicar un rato antes a otras tareas, como por ejemplo hacer algún deporte, antes de afrontar sus obligaciones. Y hay quien busca la soledad o la tranquilidad que sólo ofrece la madrugada para abstraerse en sus pensamientos y concentrarse.

Josh Davis, director de investigación en en NeuroLeadership Institute, dice que las oficinas se han convertido en lugares ruidoso llenos de distracciones (emails, redes sociales, llamadas…) donde cada vez resulta más difícil se productivo.

5 claves para hacer del correo electrónico una herramienta productiva

En cambio, si nos levantamos a las 4 de la mañana, todos esos estímulos simplemente desaparecen. Nadie te llamará ni te escribirá un correo a esas horas; tampoco habrá novedades en Facebook. Directamente eliminamos tentaciones.

Claro que esto tiene sus desventajas. Si a las 4 de la mañana quieres estar arriba, como mucho a las 9 tienes que meterte en la cama. Un estilo de vida que difícilmente se puede compaginar con los horarios de amigos y conocidos y que por tanto no es compatible con una vida social activa.

Por eso este horario intempestivo puede ser interesante si afrontas un proyecto de duración limitada, y quieres sacarle el máximo partido a tu tiempo. Aunque hay quien lo prueba y su rutina ya no vuelve a ser la de antes; por algo será.

Vía | The Wall Street Journal

Sobre el autor de este artículo

Lara Olmo

Periodista 2.0 con inquietudes marketeras. Innovación, redes sociales, tecnología y marcas desde una perspectiva millenial. Vinculada al mundo startup. Te lo cuento por escrito, en vídeo, con gráficos o como haga falta.