Empresa

Esta empresa murciana es la única que puede vender Google Glass, ¿por qué?

streye google glass

Streye es una empresa murciana que ha dado el salto al plano internacional convirtiéndose en partner de Google y la única compañía del mundo autorizada para vender las Google Glass Enterprise, destinadas a uso empresarial. Descubre por qué fueron los elegidos por el gigante de Mountain View.

Streye es la única empresa a nivel mundial que puede vender online las Glass Enterprise…y es española. La compañía murciana fue elegida como el único partner de Google autorizado a vender el último modelo de las gafas después de ser la empresa que más dispositivos logró vender a nivel mundial entre los distintos posibles partners desde que las pusieron a la venta a principios de julio 2017.

Glass Enterprise es el segundo modelo de gafas de Google Glass y están pensadas para uso empresarial; integran transmisión de vídeo y audio en directo, soporte multimedia en vivo, gestión inteligente de protocolos y procesos de trabajo, sistematización de alertas geolocalizadas en tiempo real y un sistema lector de códigos de barras, QR y OCR. Eso si, Streye ofrece mucho más que la gafa con su avanzada tecnología.

Comercializamos el dispositivo, comercializamos el software que va en la gafa y comercializamos una plataforma que le aporta toda la lógica del negocio más toda la seguridad“, explica Alfonso Colomé, CEO de Streye. Esta suite integral de soluciones es lo que ha logrado diferenciar a Streye de la competencia, asegura Colomé.

Aludiendo a la mencionada seguridad de la gafa, desde Streye explican que la diseñan desde cero para cumplir normativas estrictas; la infraestructura está cifrada con certificados de seguridad y la información en la nube está encriptada.

La solución global que ofrece Streye destaca por su accesibilidad, gracias a un modelo de negocio democratizador que ha logrado conquistar a Google. “Cualquier empresa, ya sea gran empresa o pequeña empresa, puede acceder a la tecnología; no es un impedimento el tener que montar un gran proyecto para poder empezar a funcionar“, destaca el CEO, asegurando que la sencillez que ofrecen al cliente ha sido clave para su éxito, ya que este puede tener la gafa funcionando entre 5 y 15 días después de tramitar el pedido.

Actualmente ofrecen dos paquetes en función de las necesidades de cada cliente. La opción más completa la comercializan por 2.500 euros y la reducida a 1.500 euros, diferenciándose en un mayor o menor espacio en la nube; software más o menos avanzado; grado de acceso a la plataforma; y en la cantidad de usuarios que pueden usar la gafa, siendo de uso individual el paquete más barato. Próximamente lanzarán una nueva actualización que le permitirá al usuario configurar la gafa con los accesorios, software, liciencias y capacidad en la nube que quiera.

Streye también será la encargada de elegir de los futuros partners de Glass a nivel global. Es decir, la empresa española será quien analice las propuestas y perfiles de todas aquellas compañías que quieran convertirse en colaborador de Google para Glass Enterprise. La compañía murciana nos explica que se trata de un gana-gana. “Nosotros les damos los instrumentos – el dispositivo, la plataforma y el soporte – para que puedan desarrollar su software y lo compartan con nosotros“, explica Juan José Beltrán, director de estrategia de Streye. Esto implica que habrá más licencias a disposición del cliente en la plataforma.

Casos de uso

Streye ya ha cerrado acuerdos con grandes multinacionales, gozando de mayor aceptación en Estados Unidos. Eso si, su impacto a sido considerable a nivel mundial, vendiendo gafas en países donde no esperaban tener éxito, como Japón o Corea, e incluso países africanos, como es el caso de Botswana.

Han colaborado de momento con Mapfre, donde están usando las Glass Enterprise para realizar el  peritaje de los vehículos asegurados y procede a elaborar, entre otras cosas, el reportaje fotográfico previo a una reparación del vehículo. Tras finalizar todo el proceso, la información se sincroniza con el sistema corporativo de Mapfre, pudiendo acceder de forma inmediata a los datos del peritaje dentro del expediente del asegurado.

Otras grandes compañías farmacéuticas, como Grifols, también han cerrado acuerdos con Streye. Esta última utiliza la gafa principalmente para conectar con ingenieros en remoto con el fin de que estos asesoren al operador al realizar una instalación o tarea de mantenimiento.

Streye no solo ha alcanzado países donde no esperaban llegar, también ha cerrado acuerdos en industrias donde no se lo habrían imaginado. Aluden a un caso de una joyería que compró el dispositivo para la supervisión de muestras en el extranjero, ya que la gafa les permitía retransmitir en tiempo real lo que estaba viendo la persona que viaja en busca de material.

En este último caso fue el propio cliente el que dio con el caso de uso, y Streye recalca que es algo muy habitual. “La sorpresa se la han llevado los clientes al descubrir que la plataforma, al estar hecha de una forma genérica, permite identificar casos de uso en múltiples verticales sin ellos imaginárselos“, nos cuentan desde Streye.

El impacto de Glass Enterprise en la Industria

James Lee, Director de Ventas de Google Glass en Google, equiparó el impacto de Glass Enterprise en la industria a la de los ordenadores portátiles y teléfonos móviles.

Imagínate que tienes una gran compañía como Airbus, con miles de trabajadores usando el dispositivo; todos estos empleados empezarán a generar una increíble cantidad de datos, y la compañía puede usar estos datos para entender cómo pueden ser más eficientes sus trabajadores“, explica Lee.

Con los datos recopilados por Glass Enterprise las empresas pueden analizar qué podría estar ralentizando a los trabajadores, cómo se podrían optimizar las tareas, facilitarles instrucciones o vídeos y, evidentemente, formación.

Transformación digital, clave para el éxito de las empresas

A medida que avanzas en la cadena de valor – desde el trabajador que usa las gafas hasta la dirección que usa los datos para mejorar la cadena – la compañía se beneficia de un producto de mayor calidad enviado más rápido al mercado“, señala Lee.

Streye podría tener así, un impacto global ofreciendo su solución a empresas de todo tipo por todo el mundo. De momento han abierto oficinas en Hong Kong y EEUU, donde reforzarán su presencia, y pronto se instalarán también en Alemania. “Nuestro nicho de mercado no es el IBEX 35, sino cualquier pequeña y mediana empresa alrededor del mundo“, explica la dirección de Streye. “Empresas multinacionales no están acudiendo a los partners en EEUU, sino a nosotros una empresa de España“.

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Graduada en Periodismo y redactora en TICbeat. ¿Qué me interesa? La innovación, la actualidad, la tecnología y, sobre todo, las personas.