Empresa

¿Qué dice el escritorio de Elon Musk, Frida Kahlo o Einstein de su productividad?

¿Qué dice el escritorio de Elon Musk, Frida Kahlo o Einstein de su productividad?

¿Te has preguntado alguna vez cómo se disponía Frida Kahlo para pintar sus cuadros o cómo era la estancia en la que Einstein preparaba la Teoría de la Relatividad? Te hablamos de los escritorios de grandes genios de la historia.

Al igual que los ojos son el espejo del alma, nuestro escritorio aporta muchas señales sobre nosotros. Puede ser una mesa minimalista, limpia y meticulosamente ordenada, ser todo un “desorden organizado” con piezas caóticas, post-its y o estar repleto de fotos familiares, recuerdos, juguetes para calmar la ansiedad o pequeñas recompensas para incentivar nuestra labor. Todos los mortales poseen su propia rutina, también los más famosos y laureados de todos los siglos, desde científicos a artistas, creadores de tecnología disruptiva o escritores.

La infografía que te traemos hoy, elaborada desde de Pens.com, resalta los hábitos de trabajo, las rutinas y la disposición de los escritorios de personas extraordinarias como Albert Einstein, Frida Kahlo, Arianna Huffington, Elon Musk y Mark Zuckerberg. El creador de Facebook es un ejemplo de simplicidad paralelo al de su vestimenta: minimalismo puro para concentrarse en los problemas más grandes y evitar distracciones.

Albert Einstein, sin embargo, era un caso totalmente opuesto: el brillante físico creía que los escritorios desordenados eran la señal de un cerebro lleno de preguntas y dispuesto a generar constantemente nuevas ideas creativas. Por ello, combinaba conceptos aparentemente sin relación y ponía en práctica el design thinking o “pensar fuera de la caja”.

15 lecciones de productividad si trabajas desde casa

Frida Kahlo, que estuvo mucho tiempo postrada en cama debido a un accidente, comenzó a pintarse a si misma desde el lecho con la ayuda de un espejo, rodeada de recuerdos, libros y recortes de periódico. ¿Su secreto? Aprovechar siempre la luz natural, que influye sobre la felicidad, productividad y motivación a la hora de realizar cualquier tarea.

Elon Musk tiene su escritorio al final de la línea de ensamblaje del Modelo X en la fábrica de Tesla, con el objetivo de inspeccionar personalmente cada vehículo terminado. Musk es meticuloso, precisa atender a cada detalle y aboga por la posición estratégica con el propósito de que sus proyectos cumplan con estándares de calidad inflexibles. Habitualmente, el CEO de la compañía utiliza la técnica Pomodoro.

Para cualquiera que haya leído su libro, Sleep Revolution, tendrá claro que Arianna Huffington cree que las personas generalmente carecen de sueño y es la firme defensora de hábitos de descanso saludables tras sufrir años atrás un colapso por exceso de trabajo. Por estas razones, ella fomenta las siestas para aumentar la productividad en el lugar de trabajo.

Por su parte, Oprah Winfrey no acude a la oficina desde hace tres años, se despierta de forma natural sin alarma y solamente programa las reuniones estrictamente necesarias. ¿Su propósito? Aprovechar al máximo el tiempo.

¿Y qué decir de Ernest Hemingway? El escritor trabajaba de pie, sobre una mesa a la altura del pecho, donde tenía sus libretas y una máquina de escribir. Además, empezaba todos sus relatos con un lápiz y un papel blanco. A máquina escribía las partes más sencillas y escribía el resto a mano, sin usar apenas mayúsculas y signos de puntuación, y usando una X en vez de un punto. Como curiosidad, cada día anotaba las palabras que escribía, para visualizar cómo había ido el día de trabajo. Su propósito era llegar a unas 500 o 600 diarias.

¿Qué dicen los escritorios de Elon Musk, Frida Kahlo o Einstein sobre su productividad?

Infografía | Pens.com

Fuente | This is Insider

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.