Empresa

Errores que cometen los directivos cuando dejan su empresa

errores-que-cometen-los-directivos-cuando-anuncian-que-dejan-la-empresa
Escrito por Lara Olmo

Anunciar en tu empresa que te marchas siempre es un trámite delicado pero más aún si eres un directivo o alguien con responsabilidad. Estos son los errores que suelen cometer los ejecutivos cuando salen de su empresa.

Ya sea porque odias tu trabajo o porque te ha salido otro mejor, anunciar en tu empresa que te marchas no es algo que convenga hacer a la ligera. Entre otras razones porque la vida da muchas vueltas, y puede que en el futuro vuelvas a trabajar allí o quien era tu jefe se convierta en tu cliente.

Abandonar una empresa es un trámite que todo profesional tiene que afrontar en algún momento (y más ahora, que la temporalidad impera en el mercado laboral) y según cómo lo gestione, perjudicará o beneficiará a su marca personal.

Si además quien se marcha es un directo, la cosa se complica. Su salida deja un hueco considerable que no se llena con la misma facilidad que el de un empleado medio, porque su responsabilidad es mayor. Además, si se va a una empresa de la competencia el momento de comunicar la decisión se vuelve aún más delicado.

Tanto es así que muchos ejecutivos reconocen que se trata de un momento que les genera muchas dudas y son pocos los que lo han afrontado sin después arrepentirse de errores que cometieron.

Como hay poco escrito acerca de cómo debe actuar y qué tiene que decir un directivo para que su salida de la empresa sea lo menos dolorosa posible, en la empresa de software Heidrick & Struggles han hecho una encuesta entre 700 ejecutivos y responsables de RR.HH. para preguntarles qué han hecho mal en sus renuncias laborales. Las respuestas mayoritarias son estas:

No estar preparado para ser despedido

La salida de un directivo puede resultar muy delicada, sobre todo si se marcha a la competencia. Tanto es así que puede darse el caso de que la empresa no acate la decisión y transforme la renuncia en un despido.

Sin embargo, el CEO de Heidrick & Struggles, Kelly Kay, recomienda en este artículo ser franco y decirlo, porque de lo contrario tarde o temprano la empresa antigua acabará sabiendo que su ex-directivo está ahora en una firma de la competencia, lo que dañará su credibilidad.

Cuando algo se hace a escondidas, surgen las sospechas (sobre todo relacionadas con el filtrado de información o su eliminación). Lo mejor es comunicar la salida y si el directivo necesita guardar ciertos datos o archivos personales, es mejor que lo haga delante de alguien de la empresa que va a abandonar.

No ensayar la explicación de la salida

El segundo arrepentimiento más frecuentemente que han mencionado los encuestados ha sido el de no practicar antes la explicación de la partida con alguien de confianza. La incapacidad de explicar de manera clara y razonable a un jefe por qué te vas puede herir sentimientos y genera malentendidos, e incluso que intente convencerte para que te quedes.

Consultando o hablando previamente del tema con alguien de confianza (si es asesor, mejor que mejor), nos aportará otra perspectiva del asunto y puede que plantee cuestiones en las que no habíamos caído hasta el momento.

No tener un plan B

El tercer error más repetido entre los directivos que se marchan de su empresa es el de no tener planeada una estrategia cuando comunican su decisión por falta de visión a largo plazo.

Los hay que se centran en pensar en el momento más adecuado para su salida (38%), atendiendo a señales del mercado y al punto en el que están los proyectos de la compañía, para que su decisión influya lo menos posible. Otra parte (31%) asegura que sobre todo les preocupan las relaciones personales y en cómo afectará su salida al trabajo de sus compañeros.

Y un tercer grupo (30%) asegura que actúan sobre la marcha. Estos directivos no se paran a pesar en las consecuencias adversas de su partida, aunque luego se suelen arrepentir de las formas en que lo hicieron. Los encuestados de este grupo reconocieron no estar satisfechos con sus trabajos actuales.

 

Vía | HBR

Sobre el autor de este artículo

Lara Olmo

Periodista 2.0 con inquietudes marketeras. Innovación, redes sociales, tecnología y marcas desde una perspectiva millenial. Vinculada al mundo startup. Te lo cuento por escrito, en vídeo, con gráficos o como haga falta.

  • Héctor Chávez Gándara

    Hola Lara…tengo 70 años y soy emprendedor….quiero formar una empresa para fabricar vivienda con mis sistemas constructivos….será un buen negocio…te interesa? hectorchavezgandara@gmail.com