Empresa

Enisa, el organismo para que tu startup consiga un préstamo público

Enisa es un organismo centrado en la concesión de préstamos públicos a startups

Enisa se trata de un instrumento financiero eficaz que ofrece préstamos participativos a emprendedores y pequeños empresarios que están buscando ayuda para lanzar al mercado su proyecto.

Enisa se trata de una entidad de capital público que concede préstamos sin garantías ni avales a las pequeñas empresas. Bajo su lema, “Impulso financiero a pymes”, este organismo -que depende a su vez del Ministerio de Industria, Energía y Turismo ofrece diferentes líneas de financiación.

Su capital social es de 149,5 millones de euros, y este año, tras sufrir un recorte de 12 millones sobre el presupuesto destinado a sus préstamos, dispone de poco más de 83 millones de euros para hacer frente a las solicitudes recibidas. 

Avalmadrid lanza financiación para la innovación de pymes y startups

En lo que va de 2016, Enisa ha recibido 383 solicitudes de financiación por un importe total de 71.500.000 euros. El 58% de estas empresas tiene menos de 2 años, 141 son empresas del sector TIC -36% del total-, seguidas por las industrias manufactureras (7%),

Por comunidades autónomas, Madrid está a la cabeza con 118 solicitudes (30% del total), seguida de Cataluña con 95 solicitudes (24%) y Valencia con 46 (12%).

Condiciones para que tu pyme o startup pida un préstamo a Enisa

Los préstamos que concede Enisa no exigen garantías ni avales. En cuanto a la cuantía, se puede solicitar un mínimo de 25.000 euros y un máximo de 1.500.000 euros, con un periodo de carencia de hasta 7 años y un plazo de vencimiento de hasta 9 años. El tipo de interés que paga la empresa solicitante está ligado a la evolución de su actividad.

¿Quién puede acceder a estas vías de financiación? Cualquier pyme o startup de cualquier sector de actividad, salvo el inmobiliario y el financiero, con ciertas excepciones, que explica Bruno Fernández, CEO de Enisa “Las plataformas de crowdlending y de financiación alternativa, porque plantean un modelo de negocio alineado a los objetivos de Enisa, tienen un gran desarrollo tecnológico, funcionan como agente de oferentes de financiación y solicitantes, y algunas ya han sido beneficiarias de nuestros préstamos. En definitiva, quedan excluidas las entidades que se dediquen a ofrecer financiación”. 

Cómo entrar en una aceleradora de startups y aprovechar su potencial

Para acceder a uno de estos préstamos es preciso ser una pyme, contar con una empresa de hasta 250 empleados, no pertenecer al sector financiero o al inmobiliario – a excepción de aquellas plataformas tecnológicas que se dediquen a poner en contacto a personas o entidades que realicen actividades inmobiliarias o de promoción y a adquirientes o arrendatarios de inmuebles-, realizar la actividad en el territorio nacional con modelos de negocio innovadores y novedosos y prever cofinanciación de las necesidades financieras asociadas al proyecto.

Como novedad, se han ampliado los plazos de carencia y financiamiento para las tres líneas de financiación de la entidad. Así, la de Jóvenes Emprendedores ha dilatado el plazo de carencia hasta 5 años, y los de vencimiento tienen ahora un máximo de hasta 7 años.

Los requisitos restantes para este ámbito son idénticos: debe ser una empresa constituida hace menos de 2 años, cuya mayoría de capital esté ostentado por personas de no más de 40 años de edad y aporten fondos propios de, por lo menos, el 50% del importe solicitado, que puede variar entre los 25.000 y los 75.000 euros.

Vía | Expansión

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.