Empresa

Cómo afecta a una empresa la presencia de personas tóxicas, según Harvard

Los empleados tóxicos pueden hundir económicamente empresa, según Harvard

Un estudio realizado en la Escuela de Negocios de Harvard revela el enorme coste que implica un empleado tóxico para la empresa y el ahorro de costes que supone no contratarlo o prescindir pronto de su presencia en la plantilla.

En muchas ocasiones hemos abordado en TICbeat el enorme problema que supone la presencia de personas tóxicas en el entorno de trabajo: desde jefes a otros miembros del equipo, su mera participación en las actividades diarias es fuente de conflictos, genera malestar laboral, ansiedad y estrés al resto de trabajadores, enturbia el entorno, genera un estilo de liderazgo negativo y lo impregna todo de negatividad. Trasladado a un frutero convencional, una sola manzana podrida puede estropear al resto, y causar estragos en la productividad, la economía y el desempeño de una empresa.

Tipos de empleados tóxicos y cómo evitarlos

Recientemente, una ambiciosa investigación realizada por la Harvard Business School se propuso averiguar cuánto le cuesta a una empresa un empleado tóxico, o lo que es todavía más interesante, cuánto puede ahorrarse una organización al despedir o declinar la contratación de una persona de este tipo.

El estudio, disponible al completo en el siguiente enlace, se realizó en base más de 60.000 empleados descubrió que los buenos trabajadores que brindan un rendimiento constante y cuentan con los valores deseados por la compañía aportan un ahorro medio de 5.300 dólares a la empresa, mientras que evitar a un trabajador tóxico o dejarlo marchar rápidamente, genera un ahorro de 12.500 dólares. Por supuesto, su presencia en el engranaje de la compañía no solamente perjudica a la economía, sino al rendimiento, a las relaciones entre compañeros o a la atmósfera laboral.

Cómo afectan los empleados tóxicos al rendimiento laboral

A continuación, plasmamos aquí algunos de los datos más relevantes del estudio al margen de las pérdidas económicas que propician los trabajadores tóxicos a la empresa:

  • Los empleados sometidos a actitudes incivilizadas en el lugar de trabajo soltaron notablemente los vínculos con su vida laboral, sintiéndose más desconectados de la empresa.
  • Casi la mitad de los empleados disminuyó el esfuerzo de trabajo e intencionadamente pasó menos tiempo en la oficina con la presencia de empleados tóxicos.
  • El 38% de los trabajadores disminuyó intencionadamente la calidad de su trabajo.
  • El 25% de los empleados que habían sido tratados con descortesía admitieron haber frustrado a sus clientes.
  • El 12% dejó sus trabajos debido a un trato negativo.
  • El 80% de los empleados perdió tiempo de trabajo preocupándose por la rudeza y las malas maneras de su compañero tóxico.
  • El 78% dijo que su compromiso con la organización disminuyó ante la presencia de comportamientos tóxicos.
  • El 66% reconoció que su desempeño y productividad disminuyeron.
  • El 63% perdió tiempo de trabajo para evitar al delincuente.
  • El 48% disminuyó su esfuerzo de trabajo.

 

 

Fuente | Inc

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.