Empresa

El truco para ser mejor negociador: aprender artes marciales

controlar lucha física ayuda al conflicto verbal

Las artes marciales ayudan a ser mejor negociador ya que enseñan a las personas a enfrentarse y gestionar los conflictos. Así lo indica un especialista en ventas.

El arte de negociar es, sin duda, uno de los puntos fuertes con los que puede contar un trabajador. Saber llevar a su terreno a clientes y superiores no es fácil. Y es que no se trata solo de tener un dominio pleno de la oratoria.

Incluso habiendo preparado nuestra estrategia verbal todo puede salir mal. Para las personas que generalmente evitan los conflictos a toda costa, el lenguaje corporal defensivo y tímido puede sabotear incluso el discurso más convincente.

El estratega de ventas y el fundador del blog The Sales Blog, Anthony Iannarino, advierte que para este tipo de personas una negociación verbal puede resultarles tan estresante como si se vieran envueltos en un conflicto físico.

Por ello para Iannarino, especialista en ventas recibir clases de artes marciales supone un truco con el que convertirte inmediatamente en mejor negociador.

“El conflicto físico te hace menos temeroso del conflicto verbal”, opina. Para él, meterse en un conflicto físico en un entorno seguro y controlado, como una clase de artes marciales, puede ayudar a las persona a poner las cosas en perspectiva.

La teoría de Iannarino se podría resumir básicamente en que si tienes la confianza para pisar el tapete con un oponente, definitivamente puedes acercarte a tu jefe para pedir un aumento o solicitar a un inversor dinero que avale tu proyecto.

La clave para negociar con éxito según Deepak Malhotra

A través del conocimiento y el manejo del conflicto físico conseguimos que el miedo al rechazo y los conflictos verbales simplemente se vuelvan menos preocupantes. Éste es un elemento fundamental para ser mejores negociadores.

La idea que todo aspirante a negociador debe tener en mente, según el especialista en ventas, es conseguir llegar a idea de que “puedes obtener un ‘no’ y que no suceda nada”. Proseguir tu tarea o tu labor profesional de igual manera y persistir.

Y esa es una de las claves que puede ayudarte a ser mejor negociador de manera rápida. Perder el miedo al conflicto y saber que en una negociación nada malo puede ocurrirte. Al menos nada que te deje un ojo morado.

Vía| Business Insider

Sobre el autor de este artículo

Cristina Fernández Esteban

Licenciada en periodismo. Entusiasta de la tecnología, la literatura y el café.