Empresa

El tamaño importa… en las pymes

¿Por qué las pymes pueden beneficiarse de crecer y expandir sus operaciones, empleados y mercados? La digitalización, clave en esta evolución.

En España hay unas 3.110.522 pequeñas y medianas empresas (pymes), lo que equivale al 99,9% del tejido empresarial de nuestro país. Una cifra sin comparación posible en Europa que nos coloca en una posición muy distinta a la del resto de vecinos comunitarios a la hora de competir en mercados globales o gestionar economías de escala, entre otros elementos.

Pero, ¿qué es una pyme? La industria ha llegado al consenso de que las pequeñas y medianas empresas son aquellas que cuentan con menos de 250 trabajadores y su volumen de negocio es igual o inferior a 50 millones de euros anuales. Dentro de esta categoría hay que diferenciar, además, las micropymes sin asalariados (1.670.329, el equivalente al 53% del tejido empresarial español), las micropymes de hasta 9 trabajadores (1.314.398, 42,2% de las empresas españolas), las empresas pequeñas (hasta 49 empleados, 3,5% del total) y las medianas compañías (que apenas representan el 0,6%).

Hablar de la pyme es hablar de la empresa española, porque es casi el 100% de nuestro tejido productivo“, explica Mario Buisán, recién nombrado director general de Pymes en el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad. “Pero debemos poner un foco muy serio en las micropymes porque el tamaño importa: necesitan ser medianas empresas, ya que son más propensas a innovar e internacionalizarse”.

Y es que, tras el crecimiento de las pymes se esconde la receta del éxito. Una empresa de mayor tamaño siempre tiene más facilidad para acceder a financiación (al ofrecer mayor garantía a los bancos de poder afrontar la deuda), así como de captar y retener talento (al contar habitualmente con mejores salarios y una carrera profesional más amplia y atractiva). Asimismo, el acceso a los mercados internacionales es más sencillo con una estructura de mayor tamaño y con más capilaridad en distintos países.

Todo ello se produce gracias a un principio básico, que es el que garantiza la eficiencia y los menores costes de una empresa más grande frente a una pequeña: la economía de escala. Se trata de las ventajas en costes operativos que una empresa obtiene gracias a la expansión, ya que el coste medio de un producto por unidad tiende a caer a medida que la escala de la producción aumenta. Dicho de otro modo: una pyme que produce diez zapatos necesita una determinada maquinaria y un número específico de operarios pero, si amplía su capacidad a 100 zapatos, la maquinaria seguirá siendo la misma y el aumento de trabajadores no se producirá en la misma cantidad, con lo que será más barato fabricar cualquier zapato.

Además, y tal y como recuerdan desde el BBVA, “el crecimiento del tamaño de la empresa suele acompañarse frecuentemente del inicio de nuevas actividades, la apertura a nuevos mercados, una gama más amplia de productos y otras iniciativas que favorecen la diversificación y la disminución del riesgo de la empresa, lo que favorece la posibilidades de financiación de la empresa”.

Digitalizarse para crecer

Una de las oportunidades o fórmulas más efectivas para que una pyme pueda crecer de forma sostenible y convertirse en una empresa con una buena economía de escala es la digitalización.

Así lo explica Rosario Rey, directora general de Economía y Política Financiera de la Comunidad de Madrid: “La tecnología es un criterio de competitividad que debemos asociar a la transformación digital, a la gestión de la información y a la interacción con el cliente. También la innovación, porque el 85% de la productividad en las economías desarrolladas depende de la innovación. Debemos ser capaces de gestionar las incertidumbres a través de la innovación”.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.