Empresa

El sencillo y rápido cambio para que tu perfil de LinkedIn destaque

errores linkedin que hablan mal de ti

Muchas veces nos pasamos horas rellenando nuestros perfiles en LinkedIn, describiendo nuestras características, nuestra experiencia y conocimientos. Pero la gran mayoría no destaca debido a un error común: tener una descripción sin personalizar.

La descripción de tu LinkedIn, esa frase que puedes poner justo debajo de tu nombre en la página de tu perfil puede decir mucho sobre ti en los resultados de búsqueda de las empresas, y es en lo que más se fija la gente después de ver tu nombre y foto.

Pero siendo uno de los elementos de más importancia del perfil, poca gente se lo otorga, y se quedan con la configuración predeterminada que les da LinkedIn como descripción, que copia el título de su trabajo y de la empresa en la que trabaja.

Como explica Jonathan Rick, presidente de una consultoría que ayuda a las personas a optimizar y mejorar sus perfiles de LinkedIn, es probable que el título oficial de tu empleo no le diga mucho a los demás, ya que en numerosas ocasiones las personas ni siquiera saben lo que significa ese puesto de trabajo o las labores que realizas en ese empleo.

Rick afirma que su título oficial de “presidente” no da a conocer al resto de personas el trabajo que desempeña ni lo que puede hacer por ellos, por ejemplo en el ámbito del marketing digital.

Por tanto lo mejor que se puede hacer para evitar estas confusiones según Rick es personalizar tu titular. Es decir, describir lo que haces y a quién ayudas con lo que haces en 120 caracteres.

Algunos ejemplos de descripción que da Rick son: “Ayudo a las asociaciones comerciales a levantar montañas de dinero“, o “Ayudo a los CEOs y empresarios tecnológicos de Fortune 500 a navegar e influir en Washington DC“, y explica que el mensaje tiene que ser entendido, creído, disfrutado y recordado por las personas que lo lean.

¿Tu perfil de LinkedIn incluye estos elementos? Mejor bórralos

Hay muchas personas que se resisten a cambiar su titular, y las excusas más frecuentes según el experto Rick son las siguientes:

  1. La mayoría de las personas no lo personalizan tampoco: Es posible que esto sea así, pero porque el resto de personas tampoco lo personalicen, no significa que deba hacerse así. Si quieres llegar a las personas que leen tu perfil, lo mejor es que personalices tu descripción.
  2. Cuando pones muchas cosas en tu titular significa que no tienes empleo: Es cierto que muchas veces se utiliza mal el espacio para la descripción. Hay personas que escriben demasiada información inútil o irreal, aumentando su currículum, pero lo bueno es que el resto del perfil puede determinar si lo que dice en su descripción es real o no, así que lo que escribas en tu descripción se contrastará con los datos objetivos de tu CV.
  3. Hay personas que lo adornan demasiado: Ver muchas descripciones tan decoradas y aumentadas puede desmoralizar a las personas y hacernos creer que no es bueno utilizar la descripción de manera más personal. Pero no tienes que hacer una descripción decorada ni aumentada, simplemente ser directo y conciso con tus palabras, por ejemplo con una descripción así: “Defensor de la política pública para una mayor protección de nuestras libertades civiles“.
  4. He trabajado muy duro para trabajar en esta empresa: Para muchas personas el estar trabajando en una gran empresa con renombre es muy importante en su descripción, por eso creen que es necesario ponerlo para definirse. Pero un título personalizado no tiene por qué hacer que la empresa para la que trabajas quede en segundo plano, ya que en tu sección de “experiencia” seguirá apareciendo. Únicamente no es lo primero que ve la gente, pero según Rick priorizar la empresa antes que el individuo tampoco es bueno, ya que puede parecer que el negocio en el que trabaja es más importante que la actividad que realizas en él, por tanto es mejor que crees tu propia identidad distinguida de tu empresa.

Es decir, tanto las empresas en las que has trabajado como las universidades en las que has desarrollado tus estudios deben ser algo complementario en tu perfil que sumen puntos a tu valor, pero no debes anteponer esos lugares con renombre para que te definan, sino buscar tu propia definición de profesional al margen de estas instituciones en LinkedIn, y escribirla en el apartado de descripción debajo de tu foto de perfil. Así conseguirás llegar a muchas más personas y empresas.

Vía | Fast Company

Sobre el autor de este artículo

Alicia Ruiz Fernández