Empresa

El polémico plan laboral de Jeff Bezos que causa problemas en Amazon

Escrito por Ana Muñoz

No es fácil llegar a conseguir un trabajo en Amazon, pero tampoco lo es mantenerlo. A continuación, te mostramos en qué consiste el polémico plan laboral de Amazon y Jeff Bezos que está causando problemas entre sus trabajadores.

Las exigencias de Amazon a sus trabajadores no son una cuestión baladí. De hecho, hasta hace un año, la multinacional tenía un sistema de trabajo de lo más peculiar: el método PIP (Programa para Mejorar el Rendimiento, en español), que permitía a los superiores presionar a su equipo para que trabajaran más y, supuestamente, mejor.

La presión que sentían muchos de ellos era tan alta que, al final, acababan bloqueados y veían imposible llegar a los objetivos que les marcaba la empresa. Así, se demostró que esto sólo provocaba el pánico general, ya que sabían de primera mano que podían despedirles si sus jefes consideraban que no estaban rindiendo lo suficiente.

Jeff Bezos se dio cuenta de este “pequeño” problema, y decidió crear un nuevo plan laboral para todos los empleados de Amazon: Pivot. Esta iniciativa consiste en ayudar a los trabajadores a mejorar en su propio trabajo a través de una serie de expertos en Recursos Humanos (llamados Career Ambassadors) que se encargan de guiarles en la medida de lo posible.

Así, en vez de despedirles de forma definitiva, ahora tienen una especie de “segunda oportunidad” en la que tienen que poner todo de su parte para ser más productivos con ayuda de estos expertos.

Sin embargo, aunque puede parecer el sueño de todo trabajador, ya han saltado las primeras alarmas, tal y como señalan desde Business Insider y Bloomberg. Y es que los empleados de Amazon que se encuentran bajo este programa señalan que no es un proceso justo para ellos. Pero, ¿por qué?

A simple vista no parece que nada sea especialmente preocupante. De hecho, aquellos a los que se les proponga adherirse al plan Pivot de Amazon tienen tres opciones:

  • Rechazarlo, ser despedidos y recibir el finiquito.
  • Pasar los siguientes dos meses intentando mejorar su productividad y alcanzar una serie de objetivos propuestos por su jefe.
  • Ir a una especie de juicio por videoconferencia, donde el empleado y el jefe presentan argumentos a un jurado (interno o externo) sobre por qué el trabajador en cuestión debería estar o no en el plan Pivot.

Tal y como informan los medios anteriormente nombrados, alrededor de un 70% de los empleados pierden estos litigios. Por esta razón, quedan relegados a elegir (casi por obligación) alguna de las dos primeras opciones.

Jeff Bezos prohíbe usar Power Point en reuniones (y su alternativa es brillante)

Y es que ganar el juicio tampoco les asegura su continuidad en la empresa. Por lo menos eso es lo que opina Jane, una extrabajadora de la compañía. Según cuenta a Bloomberg, cuando cambió de puesto le establecieron unos objetivos imposibles, el experto que debía ayudarla no lo hizo, llegó a juicio y ni siquiera pudo oír lo que su jefe dijo de ella.

Sin embargo, algunos expertos en Recursos Humanos consideran que esta clase de litigio popular no sólo es innovador, sino que ofrece más garantías a los empleados a la hora de evaluar su desempeño ya que, entre otras cosas:

  • El trabajador puede determinar si quiere ser juzgado por un jefe o por tres compañeros que tengan una posición similar a la que él o ella desempeña.
  • El trabajador puede vetar a un miembro del jurado si considera que éste tiene una actitud hostil.

Pero también hay gente que critica este método porque pone en manos de otros compañeros el destino profesional de una persona. Y es que creen que no se garantiza que estos jueces tengan las herramientas necesarias para tomar una decisión acertada.

A esto hay que sumarle que el simple hecho de que si el empleado se enfrenta a su jefe en el juicio y lo gana, es probable que surjan tensiones entre ambos.

En cualquier caso, lo que para Jeff Bezos es un método innovador y práctico, para muchos es un cajón de problemas.

 

ACTUALIZACIÓN: A raíz de la información publicada en este medio, Amazon nos ha remitido el siguiente comunicado sobre el tema: “Pivot es un programa único para trabajadores de Amazon que ha sido cuidadosamente diseñado para ofrecer un proceso justo y transparente a aquellos empleados que necesitan apoyo. Cuando un trabajador entra en el programa Pivot se le ofrece la posibilidad de trabajar con su manager y con el departamento de RR. HH. para mejorar su situación con un plan de acción claro, dejar Amazon recibiendo una indemnización, o bien recurrir esta decisión en caso de que crea que no debería formar parte de este programa. Hace poco más de un año que lanzamos esta iniciativa y estamos satisfechos con el apoyo que brinda a nuestros empleados, por lo que vamos a seguir revisándolo en función de los comentarios de nuestros empleados y de sus necesidades.

Sobre el autor de este artículo

Ana Muñoz

Licenciada en Periodismo. Tecnoadicta, apasionada por los wearables y las pelis de superhéroes.