Empresa

El país más feliz del mundo necesita talento extranjero

mejor-lugar-para-trabajar-talento
Escrito por Lara Olmo

La baja tasa de paro, los servicios de salud y la vivienda asequible lo convierten en el mejor país donde vivir. Aunque sólo para sus nacionales, porque los extranjeros lo tienen bastante difícil para entrar.

Dependiendo de la clasificación en la que nos fijemos (mejor país del mundo para vivir, países más felices, países más innovadores), el lugar del que te hablamos hoy ocupa un puesto más arriba o más bajo del ranking, pero siempre está entre los primeros puestos.

La última de estas listas que hemos conocido ha sido elaborada por Social Progress Imperative, una asociación que analiza la calidad de vida de los países y su progreso social como indicador de una economía próspera y de desarrollo. A la cabeza se sitúa, una vez más, Dinamarca, como el mejor país donde vivir.

Su PIB no es el más alto, pero ofrece mejor condiciones en aspecto que para esta asociación son más importantes, como el acceso a Internet, la vivienda asequible, los servicios públicos de salud, la libertad de expresión o la baja tasa de desempleo.

Pese a ello, Dinamarca afronta un reto económico importante: la falta de mano de obra cualificada. Y es que en los últimos años el país se ha ido ganando la fama de poco acogedor para los extranjeros.

Entre las medidas legales que el gobierno danés ha puesto en marcha para ponérselo más difícil a los extranjeros que estén pensando en vivir allí está la conocida Ley de joyas de Dinamarca, que permite a las autoridades migratorias confiscar los objetos de valor de los solicitantes de asilo.

Ahora la coalición de centro-derecha que gobierna el país se está planteando incluir cambios en su política migratoria que la hagan aún más dura, como recortar el apoyo financiero a los solicitantes de asilo,  hacer más difícil el trámite para obtener la ciudadanía danesa y reforzar los controles fronterizos.

La falta de talento no es un problema menor y empieza a traducirse en un estancamiento de la economía danesa. Algunos partidos políticos han propuesto bajar los impuestos para reactivarla y atraer mano de obra, pero la iniciativa es bastante impopular entre los ciudadanos del país. Si por el algo es el país más feliz del mundo es por la calidad de vida y de los servicios públicos, que se sustentan por la alta tasa impositiva.

Vía | Bloomberg

Sobre el autor de este artículo

Lara Olmo

Periodista 2.0 con inquietudes marketeras. Innovación, redes sociales, tecnología y marcas desde una perspectiva millenial. Vinculada al mundo startup. Te lo cuento por escrito, en vídeo, con gráficos o como haga falta.

  • Adrianux

    Acá en latinoamérica sobra talento y sin embargo tanto la economía como la política y la sociedad van siempre para atrás. Lo que intento decir es que, tal vez, el talento no es lo que necesiten.