Empresa

El modelo laboral de Deliveroo se tambalea: sus riders son falsos autónomos

Los riders de Deliveroo son falsos autónomos, afirma la primera sentencia judicial

Primera sentencia judicial en España que cuestiona el modelo laboral de Deliveroo: una jueza de Valencia da la razón al ex rider Víctor Sánchez tras su denuncia y considera que su trabajo de rider era de “falso autónomo”.

Una sentencia dictada en Valencia podría sentar jurisprudencia y desmontar en un futuro no muy lejano el precario modelo laboral en el que asientan multinacionales como Deliveroo, asentadas bajo el paraguas de la economía colaborativa y que al considerar “empresarios” a sus repartidores les obligan a estar dados de alta como profesionales autónomos y hacer frente de todos los seguros sociales. En 2016, la compañía incluía una cláusula prohibiendo a los trabajadores exigir derechos laborales, mientras que a comienzo de año amenazaba con la creación de menos empleo si la UE otorgaba derechos a los repartidores.

UGT denuncia a Deliveroo, Glovo y Ubereats por su relación con los repartidores

Todo parece indicar que la flexibilidad laboral era un disfraz para no brindar cobertura social a sus repartidores: la jueza titular del juzgado de lo Social número 6 de Valencia ha dado la razón al ex rider Víctor Sánchez que denunció a la compañía considerando que ha trabajado como falso autónomo. La Seguridad Social debería haber corrido a cargo de la empresa, según ha detallado el abogado del reclamante Marcos Llerena. Pese a que la magistrada se pronuncia únicamente sobre este caso concreto, se refiere a varias prácticas del modelo laboral de Deliveroo que siguen en vigor y afectan a todos sus repartidores.

La sentencia está basada en las conclusiones de la Inspección de Trabajo de Valencia el pasado mes de diciembre de 2017, que concluyó que los trabajadores son asalariados y no autónomos como indica el contrato con la empresa, por lo que la startup deberá pagar 160.814 euros por las cotizaciones a la Seguridad Social no abonadas hasta dicho momento. 

Según ha detallado el abogado del rider, Deliveroo “controla todo el proceso productivo, desde las horas que debe trabajar el empleado hasta los trabajos que debe realizar”, por lo que el denunciante debería haber sido un trabajador laboral de la multinacional sujeto a nómina y no dado de alta como autónomo. La compañía está condenada por despido improcedente a readmitir al trabajador o a indemnizarle con 705,13 euros.

Los argumentos de la sentencia podrían extenderse a todos los riders

Las argumentaciones que prueban la laboralidad existente entre el repartidor y Deliveroo podrían ser extensibles a sus 1.000 riders en España, ya que se refieren a condiciones en vigor en la actualidad para todos los empleados. Entre ellas, se encuentran sometidos a una franja horaria establecida por la empresa, que también escoge la zona, geolocaliza en todo momento al rider, decide qué repartos realizar, la asignación económica, las tarifas del servicio y las condiciones de restaurantes y clientes.

Pese a aportar su bicicleta y su smartphone, el trabajador de Deliveroo, tal y como recoge la sentencia “carecía de organización empresarial, siendo la empresa, la titular de la plataforma virtual en la que, mediante una aplicación informática se organizaba la actividad empresarial”. 

Bye bye Airbnb: Madrid ilegalizará el 95% de pisos turísticos del centro

Así, la sentencia podría propiciar que en el futuro todos los repartidores de la compañía dejasen de ser falsos autónomos y se convirtiesen en trabajadores por cuenta ajena. Deliveroo podría tener que abonar las cuotas a la Seguridad Social no satisfechas, que solamente en Valencia y debido a la demanda colectiva pendiente de resolución, ascienden a 170.000 euros.

Por el momento la empresa no ha anunciado un recurso a la condena y se encuentra considerando la resolución antes de seleccionar sus próximos movimientos, defendiendo la supuesta flexibilidad del trabajo que brinda Deliveroo a los empleados.

Imagen | Eugenulty

Fuente | Eldiario.es

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.