Empresa Startups

El Gobierno justifica así el recorte del presupuesto para startups

motivo por el que el gobierno ha reducido ayudas a startups tecnológicas
Escrito por Lara Olmo

Desde Enisa, la entidad de capital público para pymes y startups, argumentan que la línea para financiar empresas tecnológicas era la única que se podía ajustar tras el recorte de los Presupuestos Generales.

Hace solo unos días conocíamos que el Gobierno recortaba la línea de préstamos EBT de Enisa, la dirigida a startups tecnológicas, en un 91%. Una decisión que desde la entidad justifican porque era la única que se podía ajustar tras el recorte de los Presupuesto Generales.

Concretamente la Empresa Nacional de Innovación S.A. (ENISA), entidad de capital público dependiente del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, ha reducido su dotación para empresas de base tecnológica de 20,4 millones de euros a 1,7.

Son 18,6 millones de euros menos de cuantía, lo que supone un 91,6% del presupuesto original.

De hecho, de las cuatro líneas de financiación que esta entidad tiene acordadas con Industria – la de jóvenes emprendedores, otra para pymes, una tercera para la agenda digital y la de EBT para empresa tecnológicas- esta última ha sido la más reducida.

Esta decisión tiene su origen en el recorte de 2000 millones de euros que se estableció en los Presupuestos Generales del Estado para para los Ministerios de Industria, Energía y Turismo y de Economía y Competitividad, parte del cual ha recaído en la linea de préstamos participativos a proyectos de base tecnológica.

Desde la entidad argumentan que esta reducción responde a un motivo formal y que se basa en un acuerdo con Industria. Bruno Fernández, consejero delegado de Enisa, ha explicado que línea EBT  “se ha visto reducida porque ni la de jóvenes emprendedores y la de pymes admitían ajustes“.

En cualquier caso, las ayudas para las startups son accesible a través del resto de líneas de financiación. “Queremos lanzar un mensaje de tranquilidad a las startups, ya que sus proyectos seguirán contando con financiación pública“, ha añadido.

Claves de las transformación digital en España

El propio Fernández ha reconocido, como era de esperar, que esta reducción “no ha sido bien recibida” por parte del ecosistema emprendedor. Pues, aunque existen alternativas de financiación privadas (crowdfunding, fondos de capital riesgo, business angels…) las ayudas públicas siguen un papel esencial .

Por eso surge el debate, entre quienes piensan que estas deben mantenerse y los que argumentan que hace falta una mayor implicación e iniciativa por parte de organismo y entidades privadas, para que esa dependencia sea menor.

De esta opinión es por ejemplo Javier Megías, consejero delegado de la comunidad que conecta a inversores y startups Startupxplore. “Enisa no tiene culpa alguna. De hecho, hacen una labor importante en el sector. La cuestión radica en por qué es tan importante este tipo de financiación: porque el acceso a otras vías es más difícil“.

Otras voces críticas con la Administración creen que carece del conocimiento necesario para valorar si una startup tecnológica es un proyecto que merezca proyección o no, llegándola a tachar incluso de opacidad en sus préstamos y en sus tasas de éxito y de pérdidas.

Vía | eleconomista.com

Sobre el autor de este artículo

Lara Olmo

Periodista 2.0 con inquietudes marketeras. Innovación, redes sociales, tecnología y marcas desde una perspectiva millenial. Vinculada al mundo startup. Te lo cuento por escrito, en vídeo, con gráficos o como haga falta.