Empresa

El fundador de Nest abandona la compañía tras dos años decepcionantes

8243163691_847fd6759d_k
Escrito por Marcos Merino

Fadell continuará unido a Alphabet como asesor, pero las expectativas de la compañía matriz hacia Nest quedan lejos de las expectativas de 2014.

Google (la antigua, la que hoy llamamos Alphabet) compró hace ya dos años Nest, una prometedora compañía de electrodomésticos inteligentes fundada en 2010 que se convertía en la tercera adquisición más cara jamás realizada por la compañía. A su cabeza estaba su co-fundador, Tony Fadell, y en tal puesto había permanecido desde entonces, supeditado ya a las directrices del gigante de las búsquedas.

Sin embargo, ayer supimos que Fadell abandonará Nest, a través de un post que él mismo publicó en el blog corporativo, con el título de ‘Leaving the Nest’ (que podemos traducir al español como ‘Abandonando el Nido’). “El futuro de Nest es, al mismo tiempo, brillante gracias a su experimentado equipo, y prometedor gracias al plan de producción que hemos desarrollado para los próximos dos años. […] Esto me dará tiempo y flexibilidad para aprovechar nuevas oportunidades de crear y revolucionar otras industrias, justo como hicimos con Nest”.

Fadell ha aclarado que su salida no es tan repentina como pudiera parecer (la lleva planeando, según él, desde finales del año pasado) y que no se desvinculará de Alphabet, pues continuará siendo asesor de su presidente ejecutivo, Larry Page.

Las altas expectativas fallidas en torno a Nest

Tras la adquisición de Nest, desde TICbeat planteamos que Google veía potencial en dicha compañía mucho más allá de su producción de ese momento (recordemos: un detector de humos inteligente y un termostato de diseño): “Para entender por qué Google invierte 3.200 millones de dólares en una empresa cuyo valor rondaba los 800 millones de dólares, hay que encuadrar la jugada en el contexto actual de evolución de la industria digital, enfocada ahora hacia el internet de las cosas”. También apuntamos que la operación podría ayudar a Google a posicionarse en un nuevo e importante mercado en EE.UU, el de la energía.

Sin embargo, hace unos meses supimos que Nest había facturado únicamente 340 millones, una cifra que no alcanzaba a cubrir el medio billón anual que Alphabet invierte en la compañía. Un dato que (unido a las complicaciones sufridas para sacar adelante el proyecto de Google Glass, asumido por Nest) podría haber ayudado a Fadell a planificar su salida.

Tras la misma, Nest queda ahora en manos de Marwan Fawaz, quien fuera vicepresidente de Motorola Mobility y presidente ejecutivo de Motorola Home.

Imagen | OFFICIAL LEWEB PHOTOS

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.