Empresa

El fraude de Theranos expone a su fundadora a 20 años de prisión

Escrito por Marcos Merino

Elizabeth Holmes, hasta hace poco ‘joven promesa’ de Silicon Valley ha sido acusada de fraude junto a otro directivo de la compañía, junto al que habría conspirado para convencer a sus inversores de lo revolucionario de su tecnología de análisis de sangre.

El año pasado mencionábamos a Theranos entre los integrantes de la lista de mayores ‘unicornios’ (startups valoradas en más de 1.000 millones de dólares) del mundo. Esta compañía, que llegó a estar valorada en 9.000 millones de dólares, encandiló a medios e inversores de todo el mundo prometiendo revolucionar los análisis hematológicos gracias a una tecnología propia que permitía realizarlos a partir de tan sólo una gota de sangre.

Sin embargo, meses antes de esa inclusión en la lista Fortune, unas informaciones publicadas en The Wall Street Journal habían empezado a poner en tela de juicio la validez de su tecnología. A partir de eso, todo ha ido cuesta abajo para la prometedora startup y para su carismática fundadora y ex-CEO, Elizabeth Holmes (34 años).

Los trabajadores de Gowex, “en estado de shock”, ante el escándalo financiero de su empresa

Holmes, que no hace tanto era considerada una de las “jóvenes promesas” de Silicon Valley, se ha visto obligada a ceder el control de la compañía (de hecho, no podrá volver a dirigir ninguna otra durante la próxima década), a pagar una multa de medio millón de dólares y a devolver 18,9 millones de acciones después de que el regulador financiero de EE.UU denunciara que esta joven emprendedora había organizado una trama para recaudar 750 millones de dólares engañando a los inversores.

Pero las cosas pueden ir ahora mucho peor para ella, tras los nueve cargos por fraude y dos por conspiración presentados contra ella por el Departamento de Justicia estadounidense, que podrían conducirle a prisión durante 20 años.

La justicia también acusa a Ramesh Balwani, quien fuera director de operaciones y presidente de la compañía durante el periodo de tiempo en el que se llevó a cabo la estafa a los inversores (entre los que destacan nombres como el fundador de Oracle, Larry Ellison, y el de la Fox, Rupert Murdoch), recurriendo a información falsa y a tecnología de compañías rivales para convencerles de la validez de su aparentemente revolucionaria tecnología de análisis de sangre.

Vía | El País

Imagen | Deputy Secretary of Defense Patrick M. Shanahan

 

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.