Empresa

El fraude de las tabletas gratuitas de Sungame podría llevar a su CEO a prisión

Escrito por Marcos Merino

Neil Chandran, hasta ahora cabeza visible de Sungame Corporation, deberá pagar 2,8 millones de dólares a la gente que pagó por adelantado para recibir una tableta experimental con la promesa de recuperar luego su inversión (y más). El dispositivo, claro, nunca llegó a fabricarse.

Esta semana, la Fiscalía de Nueva York ha anunciado la condena a Neil Chandran y la compañía que dirigía, Sungame Corporation, por hurto mayor y fraude, habiendo ordenado el tribunal que Chandran pague 2,8 millones de dólares como indemnización para los cientos de compradores de sus ‘tabletas 3D gratuitas’… o bien acepte hacer frente a 4 años de prisión. Pero, un momento… ¿compradores de tabletas gratuitas?

Retrocedamos un poco, hasta el año 2014; Sungame había puesto en marcha una estafa bastante particular: proponía a los consumidores pagar 1000 dólares por adelantado, a cambio de recibir en cierto período de tiempo un modelo experimental de tablet capaz de generar contenido en 3D. Más tarde, la compañía reembolsaría el dinero más un 50% extra sin condiciones, y al comprador se le plantearían dos opciones: quedarse con el dispositivo o permitir que Sungame lo revendiera (y le devolviera los beneficios). Su CEO, el citado Neil Chandran, lo planteaba como una estrategia para lograr que la gente conociera y diera difusión a su revolucionaria tablet antes del lanzamiento comercial del producto definitivo. A muchas personas les sonó bien. A otras muchas más les sonaba, incluso, demasiado bueno para ser verdad.

Claves para detectar a un estafador online

Fundamentalmente porque no lo era: Sungame no construyó jamás una sola tablet, si bien llegó a comprar 9000 audífonos VR de Dlodlo para convencer al público de lo contrario. Pero los usuarios empezaban a exigir la entrega de sus dispositivos, las ‘largas’ (con promesas de futuras compensaciones) por parte de la empresa dejaron de convencerles y la compañía, que cotizaba en bolsa, se vio envuelta en un escándalo de fraude, hasta que hace año y medio Chandran fue detenido en el aeropuerto de Los Ángeles tras un viaje al extranjero.

La Fiscalía neoyorquina aclara que el capital aportado por los compradores fue utilizado por Chandran “para pagar sus pasivos personales y corporativos”, así como para “inflar artificialmente las ganancias corporativas” que la compañía notificaba a las autoridades financieras.

Vía | Gizmodo

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Diseñador web y docente de educación no formal, imparte cursos de informática en el medio rural porque las brechas están para cerrarlas. Desde que le nombraron director de la revista de su colegio, no ha dejado de escribir.