Empresa

El éxito de Netflix: cómo aumentar tu valor un 22.000% en sólo 15 años

Escrito por Lara Olmo

Cuando salió a bolsa, Netflix mandaba los DVD de su catálogo por correo postal. Después se deshizo de esta rama para sustituirla por el streaming y en 15 años su valor ha crecido un 22.000%. El resto es historia (viva).

Corría el año 2002 y Netflix amenazaba el reinado de Blockbuster con su propuesta de suscripciones mensuales, para que el usuario pagara una sola vez por todas las películas que quisiera, y que recibía en su casa (en formato DVD) por correo postal.

Fue entonces cuando la compañía salió a bolsa, con un valor que rondaba los 300 millones de dólares. En 15 años se ha convertido en el gigante del streaming que cada semana ofrece mil millones de horas de vídeo en países de todo el mundo y que ha visto aumentado su valor hasta los 68.000 millones de dólares. Pero ¿cómo ha sido el camino de Netflix hasta llegar aquí?

Aciertos y algún error

En los años siguientes a su salida a bolsa el formato físico (concretamente el DVD) empezó a sufrir un importante declive mientras que el consumo de contenido por internet comenzaba a despuntar. Apple, experta en adelantarse a las tendencias, empezó a distribuir digitalmente algunas películas, y cuando en 2007 lanzó el iPhone, Netflix comenzó a hacer lo propio con parte de su catálogo.

Aunque el punto de inflexión llegaría un poco después, cuando en 2010 Steve Jobs presentó junto al iPhone 4 la primera app de Netflix para iOS. Por entonces, los clientes que estaban suscritos al plan mensual para recibir los DVDs no pagaban por el streaming.

Esto cambió en 2011, cuando la compañía decidió separar ambos servicios, empezar a cobrar por ellos individualmente y además encarecerlos. La medida sentó fatal a los clientes, y muchos optaron por cancelar su suscripción y darle la espalda a Netflix.

Y no fueron los únicos: los inversores también criticaron la medida y las acciones de la compañía disminuyeron un 35% de su valor en una sola sesión. Llegó a perder hasta tres cuartas partes de su valor de mercado y durante un tiempo fue el hazmerreír del sector.

Cuando su servicio de suscripción mensual por correo postal contaba aún con cuatro millones de clientes, Netflix decidió darle carpetazo y prescindir definitivamente de él. Mientras, el servicio de streaming daba buenos resultados y en 2013 ya contaba con 33,3 millones de suscriptores, lo que le permitió producir la que serie sus primera serie, “House of Cards”. Esto ayudó a recuperar el valor de las acciones.

Recuperación y consolidación

Esta producción sería la primera de muchas propias de Netflix, que ha invertido miles de millones de dólares en crear contenidos originales (y de los que ahora se plantea fabricar su propio merchandising). Una apuesta a la que después se han sumado otros como Amazon con Prime Video o HBO, que decidió apostar también por ofrecer un servicio de suscripción online independiente de la televisión lineal.

Desde su salida a bolsa, las acciones de la compañía estadounidense han aumentado casi un 13.000%, y más de un 1.400% desde el fiasco que supuso la división en dos servicios, on y offline.

¿Cuál es el mejor operador para ver Netflix en España?

Para entender la magnitud que ha adquirido la compañía en estos años, basta mirar las cifras de entonces y las de ahora: su valor actual se sitúa entorno a lo 68.000 millones de dólares, lo que supone un 22,000% más que lo que valía cuando se estrenó en el mercado de valores estadounidense.

En 2001, justo un año antes, Netflix reportó pérdidas de 38,6 millones de dólares y unos ingresos de 75.9 millones. En 2016 esas cifras se han convertido en unos ingresos de 186,7 millones de dólares y unos beneficios de 8.800 millones. Una tendencia que no ha hecho más que empezar: con 100 millones de suscriptores en el mundo, sus próximos pasos van hacia la producción de películas.

 

Vía | Marketwatch

Sobre el autor de este artículo

Lara Olmo

Periodista 2.0 con inquietudes marketeras. Innovación, redes sociales, tecnología y marcas desde una perspectiva millenial. Vinculada al mundo startup. Te lo cuento por escrito, en vídeo, con gráficos o como haga falta.