Empresa

El CEO de Whatsapp renuncia tras los problemas de privacidad de Facebook

Parece que nadie está contento con el uso que hace Facebook de los datos de sus usuarios. Tras el escándalo de Cambridge Analytica y la consiguiente investigación sobre la privacidad de Facebook el CEO de Whatsapp, Jan Koum, ha anunciado que deja la compañía.

La calma aún no ha llegado para Facebook tras el escándalo de Cambridge Analytica y es que, tras años pidiendo perdón por sus fallos de privacidad y el uso que hacían con los datos de sus usuarios, la creciente polémica por fin estalló.

Y es que, en el pasado podríamos decir que entre el dicho y hecho hay un trecho, pero parece que esta vez Facebook se lo está tomando más enserio las demandas de la comunidad por respetar la privacidad de sus usuarios.

Mark Zuckerberg ha llegado a testificar ante el congreso estadounidense, y desde la compañía han actualizado la política de privacidad y desarrollado una nueva herramienta para informar a sus usuarios de las novedades, mandándoles una notificación recordándoles que deben revisar las nuevas políticas para seguir usando Facebook.

Eso sí, no todo volverá a la normalidad. El CEO y cofundador de Whatsapp, Jan Koum, ha anunciado que deja la compañía casi una década después. “Me voy en un momento en el que la gente está usando Whatsapp de más maneras de las que podría haber imaginado” anunció Koum. “El equipo está más fuerte que nunca y seguirá haciendo cosas increíbles. Seguiré apoyando a Whatsapp…solo que desde fuera“.

El CEO dijo que era hora de avanzar, y que ahora iba a tomarse algo de tiempo para dedicarse a sus hobbies como coleccionar Porsche air-cooled y jugar al frisbee.

No obstante, desde The Washington Post revelan que es poco probable que el frisbee haya sido lo que ha motivado a Koum a renunciar a su puesto en Whatsapp. Al parecer hubieron disputas internas sobre la estrategia adoptada para Whatsapp desde Facebook y los intentos de esta para usar los datos de los usuarios de la app de mensajería y debilitar el cifrado de extremo a extremo, algo por lo que el CEO pujó desde el principio.

Koum siempre había sido fiel a la privacidad de sus usuarios, visión que compartía junto Brian Acton, con quien fundó el servicio de mensajería. En 2012 ambos habían expresado su desacorde con el modelo de anuncios para Whatsapp. “Nadie se levanta emocionados por ver más publicidad; nadie se duerme pensando en los anuncios que verán por la mañana”, alegaron.

Tampoco querían recopilar muchos datos de sus usuarios, el número de teléfono era suficiente. Así, aceptaron la compra de Facebook con la idea de que no intercambiarían sus datos con la misma, cosa que finalmente sucedió y tuvo consecuencias legales para ambas compañías. Acton por su parte dejó la compañía a finales del año pasado, y se unió al movimiento que motivaba a los usuarios a borrar sus cuentas de Facebook tras la polémica de Cambridge Analytica.

Todo lo que sabemos sobre Jan Koum, el CEO y cofundador de Whatsapp

El cofundador de Whatsapp, que vendió la compañía a Facebook en 2014, también va a dejar la junta directiva de la que es miembro desde entonces. Esto hace que su salida de la compañía sea aún más llamativa: es el único fundador de una de las adquisiciones de Whatsapp que forma parte de la junta. Solo otros dos directores de Facebook, Zuckerberg y Sheryl Sandberg, son miembros de la misma.

Parece que Koum había tomado su decisión antes del escándalo de Cambridge Analytica. La estrategia que Facebook tenía para Whatsapp en busca de monetizar la popular app simplemente no se alineaba con los valores de sus cofundadores.

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Graduada en Periodismo y redactora en TICbeat. ¿Qué me interesa? La innovación, la actualidad, la tecnología y, sobre todo, las personas.